object(WP_Post)#5907 (25) { ["ID"]=> int(10536) ["post_author"]=> string(1) "7" ["post_date"]=> string(19) "2013-10-08 09:21:30" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2013-10-08 09:21:30" ["post_content"]=> string(0) "" ["post_title"]=> string(15) "Responsabilidad" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "responsabilidad-2" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2013-10-08 09:21:30" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2013-10-08 09:21:30" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(65) "http://www.brettonwoodsproject.org/?post_type=topics&p=10536" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(6) "topics" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" ["format_content"]=> NULL }

Responsabilidad

Noticias

¿Cuáles son las medidas para combatir la corrupción?

26 October 2007

Este asunto continúa siendo una prioridad en la agenda del Banco, con la publicación de un plan de acción para solucionar la corrupción y una revisión independiente de la Unidad Anticorrupción. A travÚs de septiembre de 2007 el Banco realizó consultas sobre la implementación del Plan para el Gobierno y la Estrategia Anticorrupción (GAC). Una versión muy revisada de la estrategia se pasó a la Junta del Banco en marzo, despuÚs de un año de batallas llenas de acrimonia entre la Junta y el antiguo Presidente Wolfowitz (Ver Boletines 53 y 55). El personal del Banco ha hecho grandes esfuerzos diciendo que no existe conflicto entre los prÚstamos y el gobierno, y que en cambio habrá prÚstamos con una “conciencia muy alerta” del gobierno.

A nivel de proyecto, el Únfasis del plan anticorrupción del Banco se relaciona con los mecanismos de la rendición de cuentas. Se deben apoyar aquellos mecanismos de supervisión por parte de la sociedad civil. En algunos casos pueden usarse planes de acción explícitos sobre el gobierno y la anticorrupción. La clave es mejorar el funcionamiento de la Unidad Anticorrupción del Banco. DespuÚs de recibir comentarios de que el papel del sector privado había sido olvidado en los borradores iniciales de la estrategia, el plan de implementación hace vagos compromisos de “mecanismos de verificación externos” para códigos de desempeño corporativo.

A nivel de país, el asunto espinoso es cómo tratar con países que no tienen interÚs en mejorar su gobierno. El plan compromete al Banco a “permanecer involucrado,” animándolo a que busque “formas creativas de dar apoyo” tales como la de involucrar a las comunidades en la entrega, o llevando a cabo actividades analíticas que “eleven la conciencia” sobre la importancia de los esfuerzos anticorrupción. Buscar más una reforma judicial y el fortalecimiento de la capacidad de los medios en los países con estrategias de asistencia.

A nivel global, el Banco se comprometió a “no actuar solo” aumentando el apoyo a las iniciativas de transparencia, a la coordinación de donantes en las practicas de investigación y a los mecanismos de sanción, y tambiÚn a las convenciones legales contra la corrupción.

Se estima que el plan añadirá $15 millones a los $167 millones presupuestados para las actividades de gobierno en el próximo año fiscal. Un comitÚ de dirección con participación de todos los sectores del Banco supervisará la implementación, y habrá un informe de progreso despuÚs de un año.

Rehuyendo la confrontación

El panel creado para revisar el trabajo del Departamento de Integridad Institucional (INT – Department of Institutional Integrity), y dirigido por Paul Volcker, (el antiguo Presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos), publicó su informe a mediados de septiembre de 2007. El INT, liderado por Suzanne Rich Folsom (nombrada por Wolfowitz) ha sido criticado por su falta de objetividad y de eficacia resolviendo casos alegados de corrupción. La ONG estadounidense, el Proyecto de Rendición de Cuentas Gubernamentales (GAP – Government Accountability Project), condujo una revisión paralela, debido a las inquietudes sobre la imparcialidad de Volcker (ver Boletín 56).

El informe Volcker contiene algunas críticas generales a las actitudes del personal del Banco en relación con la resolución de la corrupción. Según sus autores, el Banco tiene “la tendencia de rehuír la confrontación con los países deudores,” lo cual se refuerza con una “cultura del Banco que favorece la búsqueda de oportunidades de prÚstamo” en vez de la de responder a las necesidades de los países deudores.

El informe, al tiempo que evita mencionar la mala gerencia del INT, formula las siguientes recomendaciones haciendo eco a las del Plan de Acción sobre el GÚnero del Banco Mundial (GAP – Gender Mainstreaming Action Plan):

  • El director del INT no debe tener una posición paralela de consejero con el Presidente.
  • El INT debe asegurar la diversidad de su personal y estar sujeto a auditorias periódicas de desempeño.
  • Un ambiente de falta de confianza, la mala comunicación y la cultura del secreto han perjudicado las relaciones entre el INT y el personal operacional. Por lo tanto, las investigaciones sobre la mala conducta del personal deben ser reasignadas fuera del INT.
  • La falta de directrices para informar sobre las conclusiones de las investigaciones ha creado dificultades innecesarias con los gobiernos de los países deudores.

El Banco invita los comentarios sobre el Informe Volcker hasta finales de octubre de 2007. DespuÚs de esto el Presidente Zoellick decidirá el plan de acción para implementar las recomendaciones.

El Informe GAP da detalles sobre el mal manejo de las acusaciones de corrupción en India, Cambodia, la RDC y Armenia. En Armenia una comisión parlamentaria en 2004, concluyó que $35 millones habían sido desfalcados de un proyecto financiado por el Banco para privatizar el sistema de suministro de agua en la capital Yerevan. Tres años despuÚs de haber pasado sus conclusiones, la única respuesta del INT ha sido la de que al caso le fue asignada una prioridad ‘mediana’.