object(WP_Post)#6142 (25) { ["ID"]=> int(10543) ["post_author"]=> string(1) "7" ["post_date"]=> string(19) "2013-10-08 09:24:00" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2013-10-08 09:24:00" ["post_content"]=> string(0) "" ["post_title"]=> string(21) "Gobernanza de las IFI" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(23) "gobernanza-de-las-ifi-2" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2013-10-08 09:24:00" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2013-10-08 09:24:00" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(65) "http://www.brettonwoodsproject.org/?post_type=topics&p=10543" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(6) "topics" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" ["format_content"]=> NULL }

Gobernanza de las IFI

Noticias

Crisis en la Junta del FMI: Los europeos continúan tercamente apegados a sus sillas

15 October 2010

La reforma del gobierno del FMI fue retrasada en agosto de 2010 debido a una querella entre Estados Unidos y Europa sobre la reducción de las sillas europeas en la Junta. Al mismo tiempo, otras reformas prometidas incluyendo la participación del voto y la selección del liderazgo, parecen estar retrocediendo.

Mantener el tamaño de la Junta en 24 requiere un voto de mayoría del 85 por ciento cada dos años, lo que significa que Estados Unidos, con casi el 17 por ciento de los votos, puede bloquearlo. Estados Unidos implementó sus amenazas previas vetando la decisión en agosto, lo que significa que a menos que cambie su posición, la Junta se reducirá a 20 escaños a finales de octubre de 2010.

Esta movida podría lastimar a los países en desarrollo ya que las cuatro sillas con las menores participaciones de votos son las de Brasil, India, Argentina y Ruanda. Esto presiona bastante a los europeos para que finalmente consoliden las nuevas sillas que tienen en el momento. Los expertos independientes que habían elaboraron el informe de “cuatro pilares” sobre la reforma del FMI (ver Boletín 66) anteriormente recomendaron una reducción de las sillas europeas a tres o cuatro. El director general, Dominique Strauss-Kahn, dijo en junio de 2010 que apoya la existencia de una sola silla para los países de la zona del euro.

En el pasado, debido a que Alemania, Francia y el Reino Unido han mantenido puestos permanentes, esto ha sido un obstáculo para la consolidación europea. Sin embargo, se espera que las actuales negociaciones de la cuota puedan subir a China como uno de los cinco accionistas principales por primera vez, lo que significa que Francia probablemente podría bajar, teniendo que ceder su silla permanente. Los países europeos más pequeños con sillas  en la Junta, incluyendo a Bélgica y los Países Bajos, también están luchando para proteger sus posiciones.

A mediados de septiembre, el Ministro de Finanzas alemán atacó el punto débil de Estados Unidos exigiendo que abandonara su veto a cambio de que Europa cediera las sillas. Esta continua resistencia al cambio por los países ricos ha producido una frustración creciente de los países en desarrollo. Trevor Manuel, jefe de la Comisión Nacional de Planificación de Sudáfrica y autor de un informe del Comité de Expertos de 2009 sobre gobierno (ver Boletín 65), dijo en septiembre de 2010 que la reforma del gobierno del Banco Mundial y del FMI se está realizando “a paso de tortuga”. Al mismo tiempo en agosto, los Ministros de Finanzas de África aumentaron la presión sobre los europeos exigiendo una tercera silla para África.

Todavía proliferan las roscas

Al mismo tiempo, en septiembre el Banco nominó al ministro egipcio de inversión Mahmoud Mohieldin, como su nuevo director gerente sin un proceso de selección abierto y transparente. Además, la agencia de noticias Reuters informó que un funcionario alemán había dicho que Europa todavía estaba planeando utilizar sus anticuados privilegios de nombrar a la cabeza del FMI como moneda de cambio en las negociaciones. Lo anterior, junto con los informes de que Estados Unidos todavía quiere nombrar a la cabeza del Banco, ha dejado a los observadores preguntándose si alguna vez serán honrados los compromisos públicos realizados en 2009, y repetidos regularmente desde entonces, de realizar las selecciones para todos los puestos de directiva en las instituciones financieras internacionales, a través de un proceso transparente y abierto basado en el mérito ( ver Boletín 71).

Otras reformas paralizadas

La disputa pública sobre las sillas de la Junta ha ensombrecido la continuación de las negociaciones sobre los derechos de voto. Continúan negándose los compromisos existentes del cambio de por lo menos un 5 por ciento para beneficiar a los países en desarrollo, y sobre la reforma de la fórmula de la cuota (ver Boletín 71). Las propuestas actuales contenidas en un documento del FMI de julio y en otro del G20 de agosto, resultarían en cambios para los países en desarrollo de menos del 3 por ciento. Tampoco está claro si el compromiso de “proteger la proporción del voto de los países de bajos ingresos” será cumplido.

En julio de 2010, Strauss-Kahn dijo que esperaba aumentar los recursos para préstamos del FMI en US$250.000 millones, elevando los actuales US$750.000 millones a US$1 billón. Esto representaría una duplicación de las cuotas totales, una posición anteriormente respaldada por el grupo G24 de los países en desarrollo. Esto podría crear más espacio para transferir acciones ordinarias con voto a los países en desarrollo, para dar a los países un mayor acceso a los recursos del FMI y también hacer que el Fondo dependiera menos de los préstamos especiales de los países ricos a través de las Nuevas Disposiciones Para Pedir Préstamos (NAB – New Arrangements to Borrow, ver Boletín 65).

Grupos de la sociedad civil han expresado su preocupación por el lento ritmo de la reforma por lo que piden opciones más radicales y que éstas continúen estando en la mesa de discusiones. Pamela Gómez, de la ONG Oxfam Internacional, dice que a “la reforma del gobierno del FMI hace rato le llegó el momento”. Nueve ONGs británicas incluyendo a Christian Aid y ActionAid escribieron al Ministro de Hacienda del Reino Unido pidiendo una reforma verdadera al proceso del voto y a la conformación de la Junta, apoyando la introducción de un sistema de votación de doble mayoría (ver Boletín 55).

Un importante grupo de académicos y expertos escribió una carta abierta a los gobernadores del FMI instando que la reforma se extendiera para abarcar “un paquete completo,” incluyendo más transparencia y el fin del veto de Estados Unidos. Un experto líder, David Woodward en un artículo en Desarrollo fue más allá, argumentando que  “la votación económicamente ponderada con “el voto de peso económico en el FMI y en el Banco Mundial debería ser abolida y remplazada con un sistema basado en principios democráticos equivalente a: un país-un voto y a un voto por persona.”