object(WP_Post)#6031 (25) { ["ID"]=> int(10543) ["post_author"]=> string(1) "7" ["post_date"]=> string(19) "2013-10-08 09:24:00" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2013-10-08 09:24:00" ["post_content"]=> string(0) "" ["post_title"]=> string(21) "Gobernanza de las IFI" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(23) "gobernanza-de-las-ifi-2" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2013-10-08 09:24:00" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2013-10-08 09:24:00" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(65) "http://www.brettonwoodsproject.org/?post_type=topics&p=10543" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(6) "topics" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" ["format_content"]=> NULL }

Gobernanza de las IFI

Noticias

Según los críticos el enfoque del FMI en la austeridad está "equivocado,

6 December 2011

Al tiempo que Christine Lagarde y el personal del FMI ya están reconociendo que demasiada austeridad está arriesgando el empleo y el crecimiento, y que los grupos de la sociedad civil reclaman el cese de las condiciones políticas de las IFIs, los programas del FMI continúan promoviendo la austeridad fiscal.

El informe especial del FMI para el G20 en las reuniones de los ministros de finanzas de octubre de 2011, ‘Perspectivas Económicas Mundiales y los Desafíos de la Política’, sugiere que las medidas de austeridad pueden haber ido demasiado lejos (ver Boletines 77, 76, 75). El informe destaca que las economías avanzadas "tienen la oportunidad de disminuir su ritmo actual de consolidación, si se compensa con un compromiso de ajuste adicional más adelante," y concluye diciendo "el camino de la recuperación se ha reducido pero todavía está abierto, si se toman las medidas ahora". El economista estadounidense, Paul Krugman, sostiene que el informe del FMI "es esencialmente una declaración de que el enfoque universal de austeridad estaba equivocado, equivocado, equivocado", y puede ser una señal de que los economistas del FMI, "tienen razón de estar asustados al contemplar las perspectivas económicas".

Kemal Dervis, exministro de finanzas turco, dijo "estimular ahora y anunciar recortes en el futuro puede ser la respuesta… pero la reducción no debe crear ansiedad sobre el futuro pues esto anularía el estímulo".

La austeridad amenaza a los niños

Continuando los debates anteriores sobre el impacto de los programas del FMI sobre el gasto social (ver Boletines 74 y 72), una nota para debate de funcionarios del FMI en agosto de 2011, presentó un análisis econométrico de los efectos de los programas del FMI y los gastos en salud y educación en países de bajos ingresos (LICs en inglés). La nota que utiliza datos entre 1985 y 2009 de 140 países, considera que los gastos en la educación y la salud en los LICs como proporción del PIB "han aumentado en los programas respaldados por el FMI a un ritmo más rápido en los países en desarrollo en su conjunto". Pero no mostró ninguna repercusión de los programas del FMI sobre tales gastos en países de medianos ingresos.

Sin embargo, los fundamentos técnicos del estudio fueron criticados por Brook Baker, analista de política de la ONG estadounidense Health GAP, quien señaló, "si el valor absoluto del PIB y/o el gasto público descendieron o resultaron estancados como resultado del ajuste estructural y la austeridad fiscal y, a continuación, se vieron estables o aumentaron ligeramente sus porcentajes, esto puede no representar los cambios positivos en gastos reales que pudieran haber resultado de una política monetaria y expansionaria fiscal más sólida y expansiva”. Baker también sostuvo que el "fundamentalismo macroeconómico del FMI y sus efectos sobre la salud deben ser juzgados no sólo en relación con un grupo de países LICs todavía más débiles, sino también en relación con lo que hubiera posible si el FMI hubiera sido menos dogmático y más complaciente con políticas económicas más expansivas que hubieran aumentado las inversiones en la salud, la educación, la creación de empleo y en un desarrollo económico sostenible más igualitario."

Mientras tanto, un informe de septiembre de 2011 de UNICEF advierte que "la ola actual de consolidación fiscal que se está apoderando de los países en desarrollo… amenaza la supervivencia de los niños y las familias pobres, la nutrición, el crecimiento y otros derechos." El informe, que examina las últimas proyecciones del FMI sobre el gasto público de 128 países en desarrollo, señala que, aunque la mayoría de los países introdujo paquetes de estímulo fiscal durante 2008 y 2009, desde entonces "el alcance de las medidas de austeridad se ha ampliado rápidamente."

Con el fin de identificar las diferentes opciones de ajuste consideradas por los gobiernos, el estudio también examina los debates sobre las políticas y otra información contenida en los informes del FMI en los países, entre enero de 2010 y septiembre de 2011. Constata que un número cada vez mayor de países está considerando y realizando medidas de ajuste como "cortes y topes de costos salariales, retrocesos de subvenciones, y racionalización de los sistemas de protección social, para disminuir los costos. Muchos gobiernos también están considerando la posibilidad de introducir o aumentar los impuestos sobre el consumo de los productos básicos que las poblaciones vulnerables consumen".

La condicionalidad: Las ONGs vs el FMI

Las ONGs y el FMI continúan en desacuerdo respecto a un estudio sobre la condicionalidad, realizado por la Organización para la Cooperación Económica y el Desarrollo (OCDE), un grupo de pensadores de los países ricos. El equipo de trabajo de la OCDE sobre la condicionalidad (TToC en inglés) está analizando la experiencia de la reforma de la condicionalidad, después de la Declaración de París sobre la Eficacia de la Ayuda en 2005. Esta revisión presentará informes antes del Foro Busan de Alto Nivel sobre la Eficacia de la Ayuda, a finales de noviembre de 2011. A comienzos de 2011, el borrador de un informe de visión general para el TToC, por la empresa consultora de desarrollo Mokoro, constató "la evidencia disponible sugiere que las políticas macroeconómicas restrictivas han hecho que las economías africanas hayan elegido guardar una proporción significativa de los flujos de la ayuda en vez de utilizarlos en un aumento del gasto público o en el crecimiento del sector privado". Correos filtrados muestran cómo, ante la insistencia del FMI, la versión final del informe TToC fue alterada drásticamente. Ahora es sólo un pálido reflejo de las recomendaciones iniciales, las cuales afirmaban que el proceso para establecer metas macroeconómicas debía ser abierto a un debate más amplio.

A finales de Septiembre de 2011, Mejor Ayuda (Better Aid), una organización que reúne a más de 1.000 organizaciones de la sociedad civil que trabaja para mejorar la eficacia en el desarrollo, envió una carta al equipo de trabajo expresando su "preocupación por la decisión del presidente del TToC de no presentar los mensajes sobre la condicionalidad para que fueran incluidos en el borrador del informe de los resultados de Busan" y además pidió que "se terminaran las condicionalidades políticas directas o indirectas de los donantes y las IFIs".

G20 insta al FMI a crear una nueva oportunidad de préstamos

En la cumbre del G20, los países pidieron al FMI que creara una nueva oportunidad de crédito a corto plazo a la cual se dio el nombre de Línea de Crédito Preventivo y de Liquidez (PLL – Precautionary and Liquidity Line), de la cual dijo Lagarde que "prestaría una mayor y más flexible liquidez a corto plazo para los países con políticas y bases económicas fuertes que enfrenten choques sistémicos". Los préstamos serían por un período de seis meses. Los medios de comunicación informaron que la LPL tendría un límite máximo de endeudamiento de cinco veces la cuota del país. La LPL parece estar dirigido a terceros países fuera de la eurozona que podrían verse afectados negativamente por la renovada recesión en Europa.