Tierra

Noticias

La iniciativa agrícola del Banco Mundial recibe críticas

15 February 2017 | Traducción por: Gustavo Alzugaray

A mediado de enero, 157 organizaciones e individuos enviaron una carta al presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, para pedirle que termine con la iniciativa Hacer Negocios en la Agricultura (EBA, por su sigla en inglés, véanse el Boletín de mayo de 2014 y el Observador de otoño de 2013) del Banco. La iniciativa se lanzó en 2013 como Medidas comparativas en la agroindustria, inspirada por el sumamente criticado modelo del Banco Haciendo Negocios (véanse el Boletín de septiembre de 2014 y el Observador de verano de 2014). De acuerdo al Banco, la EBA “examina y monitorea cómo funcionan las regulaciones que impactan en los mercados y los sectores agroindustriales”, sin embargo, la carta argumenta que “este es un esfuerzo peligrosamente erróneo, ya que los legisladores nacionales deberían priorizar las soluciones adaptadas del ámbito local, basadas en las experiencias y exigencias de los granjeros, ganaderos, pescadores y comunidades rurales”. La carta concluye que, en lugar de beneficiar a los agricultores, las reformas promovidas por la EBA “aumentarán las ganancias de un puñado de empresas privadas”. También se envió una carta a los donantes del proyecto EBA, incluyendo al Departamento para el Desarrollo Internacional del Reino Unido. Además, el grupo de expertos estadounidense Oakland Institute lanzó un informe que expone problemas adicionales de la EBA. Frederic Mousseau, del Oakland Institute, comentó: “EBA se convirtió en la última herramienta de presión de las políticas a favor de la agroindustria, especialmente en el sector de las semillas en el que promueve las semillas industriales que benefician a un puñado de empresas agroquímicas”.