Derechos

Noticias

Experto de la ONU critica las políticas laborales del FMI y el Banco Mundial

21 April 2017 | Traducción: Gustavo Alzugaray

En diciembre de 2016 el experto independiente de la ONU sobre deuda externa, Juan Pablo Bohoslavsky, publicó un informe sobre derechos laborales en el contexto de reformas económicas y medidas de austeridad para la 34ta sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, en el que realiza duras críticas a las políticas del FMI y del Banco Mundial relativas a los derechos laborales.

El informe expone el significativo papel que el Banco Mundial y, especialmente, el FMI han jugado en la promoción de políticas de austeridad relativas al trabajo a través de préstamos y vigilancia, afirmando que, “entre 1994 y 2007, alrededor del 50% de los programas de préstamo [del FMI] han incluido una o más condiciones relativas al trabajo” y, “de 2007 a 2014, entre 25% y 40%”. Bohoslasvky continuó señalando que, al enfrentar crisis económicas y financieras, el enfoque dominante del FMI hacia las reformas laborales ha sido el de la desregulación, lo que erosiona los derechos laborales. Incluso luego del cambio de retórica del FMI hacia la inclusión social y la protección de los pobres durante la salida de la crisis financiera de 2008, el informe señala que aún promueve políticas que favorecen la desregulación del mercado laboral.

El documento describe los múltiples impactos que han tenido esas reformas laborales de austeridad sobre los derechos humanos, tales como el retroceso en la igualdad de género relativa al trabajo; el debilitamiento de las protecciones a los trabajadores; el deterioro de los derechos laborales; la contribución a un aumento de la desigualdad y el empleo inseguro e informal. Destaca que esas reformas pueden impulsar la discriminación de los grupos sociales marginados en el mercado laboral y reducir los beneficios del desempleo y de otras protecciones sociales relativas al trabajo, en contravención de las obligaciones internacional sobre derechos humanos (véase el Observador de verano de 2015).

a veces parece que las crisis de deuda... ofrecen un pretexto para presionar por reformas del mercado laborar que favorecen los intereses de las empresas en lugar de abordar los problemas económicosEl informe de la ONU

Además, el informe desafía el “criterio convencional” de que la reducción de las protecciones sociales produce un crecimiento del empleo digno o del crecimiento económico, afirmando que no hay suficiente evidencia empírica que lo pruebe. Por el contrario, argumenta que “a veces parece que las crisis de deuda… ofrecen un pretexto para presionar por reformas del mercado laborar que favorecen los intereses de las empresas en lugar de abordar los problemas económicos. No sorprende, por tanto, que las crisis de deuda frecuentemente exacerban la desigualdad económica”. Peter Bakvis, de la Confederación Sindical Internacional (CSI) comentó: “Cuando se piensa en la retórica actual contra la desigualdad del FMI, es bastante sorprendente leer acerca de la larga historia del FMI, que aún no ha terminado, de abogar por políticas que claramente agravan la desigualdad de ingresos”.

El informe termina con varias recomendaciones a las Instituciones Financieras Internacionales (IFI), tales como que deben “incluir en sus documentos políticos un compromiso explícito de respeto de los derechos humanos, incluyendo los derechos laborales” y “desarrollar políticas para abordar de manera efectiva las presuntas violaciones de los derechos laborales en los programas y proyectos de reforma macroeconómica que financian”.

Bakvis agregó: “el informe realiza un muy cuidadoso trabajo, no solo al exponer los impactos dañinos de las medidas apoyadas por el FMI, en particular para reducir el nivel de vida de los trabajadores y erosionar sus derechos, sino además al demostrar que la evidencia no apoya el supuesto dominante en el Fondo de que los derechos laborales son un obstáculo para el desarrollo económico”.