Derechos

Noticias

Revisiones que muestran puntos de vista opuestos sobre el uso de la condicionalidad

19 September 2006

Las revisiones internas señalan que el Banco Mundial en “general está siguiendo” nuevos principios de buena práctica en el uso de la condicionalidad en los préstamos de ajuste, y apoyan el “uso juicioso” continuado de condiciones en los préstamos para inversiones. Al mismo tiempo la frustración de los críticos aumenta ante el status quo, lo cual llevó a Christian Aid a pedir que el Reino Unido cesara su financiación del Banco Mundial y del FMI.

En respuesta a la intensa presión, el Banco llevó a cabo una evaluación del uso de su condicionalidad en los préstamos de ajuste en 2005. Como resultado, el Banco en su reporte se comprometió a cumplir con cinco ‘principios de buena práctica’: sentido de pertenencia, armonía, personalización, situaciones críticas, transparencia y predecibilidad (ver Boletín 47), en su política de préstamos para el desarrollo (el nuevo término del Banco para los préstamos de ajuste estructural).

En la presente coyuntura un nuevo abordaje de la condicionalidad es crítico. En la medida en que el volumen de la ayuda se eleva, la condicionalidad se cita como una de las causas más importantes de su volatilidad, por lo tanto, la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio es increíblemente difícil de obtener. Además, el celo actual para combatir la corrupción (ver Articulo 2 de este Boletín) amenaza un aumento en las nuevas condiciones relacionadas con el gobierno. Todo esto representa una particular amenaza para los países con bajos ingresos, donde los datos del Banco revelan que – contrario a lo que sucede con los países de medianos ingresos – el número de condiciones todavía representa una carga demasiado pesada.

El Banco se comprometió a revisar la implementación de los principios un año después de su introducción. Los resultados que se muestran en la revisión, de que los principios habían sido ‘integrados completamente’con excelentes resultados a través del trabajo del Banco, contrastan fuertemente con los resultados de los reportes paralelos de las ONGs:

  • Sentido de pertenencia: El Banco concluye que usa la condicionalidad “en una forma que no interfiere con la construcción de los procesos internos del consenso.” Action Aid sin embargo, comenta que los empleados del Banco continúan trabajando con una “definición muy estrecha de sentido de pertenencia del país”, lo que en Pakistán “ha llevado a que un programa de construcción de represas de gran magnitud se acelerara ante la oposición pública.”
  • Personalización: De acuerdo con la revisión del Banco, las reformas de políticas sensibles como la privatización y la liberación del comercio, “respetan las preferencias del gobierno y toman en cuenta las limitaciones de los países.” La investigación de la red con sede en Bruselas, Eurodad, encontró que en Mozambique, Uganda, Zambia y Benín, los préstamos del Banco Mundial se condicionaron a la privatización de ciertas áreas de los servicios públicos — “aunque estas privatizaciones no fueron previamente señaladas en las estrategias nacionales de desarrollo de los países.”
  • Situaciones críticas: El Banco dice que los programas dan “claras indicaciones de las acciones que el Banco considera son críticas.” Un estudio de la Coalición Deuda y Desarrollo Irlanda, encontró que “condiciones no obligatorias son utilizadas para empujar políticas que no son de alta prioridad en las agendas gubernamentales.”

Comentando los resultados de la revisión interna del Banco, Action Aid concluye que la Institución no tiene un plan adecuado para implementar los principios de buena práctica. Por lo tanto la ONG pidió al Banco que desarrollara “los procedimientos correctos, tanto como los incentivos y mecanismos de monitoreo” para poder implementar completamente estos principios citados en el reporte del Banco.

Una segunda revisión interna del Banco estudió el uso de la política de condiciones en los préstamos de inversión, los cuales comprenden el 70% de todos los préstamos. La revisión concluyó diciendo que “el uso de las condiciones del Banco ha disminuido a través de todos los sectores” a pesar de que “aún hay espacio para mejoras.” La revisión aboga por el uso de actividades analíticas y de consejo “para construir el sentido de pertenencia y el consenso para la reforma”, y continúa apoyando las reformas de sector a través de “el uso juicioso de la política de condiciones de sector en las operaciones de inversión.”

El uso continuado de “condiciones perjudiciales, incluyendo forzar a los países para que privaticen sus servicios claves” es una razón central por la cual Christian Aid está pidiendo que el Reino Unido cese de financiar al Banco Mundial y al FMI, y por ello llevará este mensaje a la Tesorería del Reino Unido, el 14 de septiembre de 2006.