Gobernanza de las IFI

Noticias

Reformas en la cuota del FMI crean riesgos para los países en desarrollo

14 December 2006

Durante las reuniones anuales del Consejo de Gobernadores del Fondo en Singapur se pasó una resolución (ver Boletín 52) que pone en movimiento un proceso de reforma de cuotas de dos años, que podría terminar socavando, en vez de ampliar, la voz de los países en vías de desarrollo en la Institución.

La resolución que incluyó un aumento ‘ad hoc’ en las cuotas para cuatro países (China, Corea del Sur, Turquía y México), se comprometió a revisar la fórmula de cuotas y a aumentar el nivel de los votos básicos – fue aprobada por los miembros del FMI con el 90.6% de los derechos al voto. La proposición busca que el cuerpo ejecutivo impulse propuestas concretas para la nueva fórmula de cuotas y el incremento del voto básico antes de las reuniones anuales en el 2007. Se señaló como fecha límite la primavera del 2008 para la revisión de la fórmula de cuotas y el otoño del 2008 para el acuerdo del voto básico.

Se dijo que 23 países votaron contra la medida, incluyendo India, Argentina y Brasil. India ha sido el mayor crítico de los cambios propuestos, argumentando en cambio que todos los cambios sean adoptados conjuntamente, oponiéndose a alargar el proceso previsto por dos años. Palaniappan Chidambaram, Ministro de Finanzas de la India dijo: "No estamos a favor de cualquier política temporal incluyendo el propuesto proceso de las dos etapas basado en una fórmula imperfecta. Creemos que todas las reformas. la fórmula de la nueva cuota, la alineación de las cuotas de los países, y el aumento en los votos básicos, podrían haber sido adoptados simultáneamente como un paquete."

Los votos básicos son inadecuados

La mayor parte de los países desarrollados estaban contentos de que el compromiso iba a "por lo menos doblar los votos básicos". Los votos básicos asignados a cada país no atados a la fórmula de la cuota, disminuyeron del 11 por ciento del total de los votos en la época del inicio del Fondo, a apenas el 2.1 por ciento ahora. Como los países en desarrollo superan en número a los países desarrollados en el Fondo, el incremento de los votos básicos impulsará su participación en el total de los votos.

Sin embargo, aún el triplicar los votos básicos, lo cual ha sido pedido por numerosos gobernadores en sus discursos en el Fondo Monetario y de Finanzas Internacional (IMFC – International Monetary and Finance Committee), haría poco para afectar la distribución del poder o para cambiar el procedimiento de toma de decisiones. Ninguna propuesta para el cambio de los votos básicos evitaría que las economías industrializadas mantuvieran su mayoría en el conjunto de la votación.

Table 1: Impact of basic vote increases

Country Group

Before Singapore

Trebled basic votes

Basic votes at 10% of the total

Advanced economies

61.94%

59.61%

58.14%

of which the US

17.08%

16.14%

15.62%

Africa

5.68%

6.44%

7.13%

Asia

9.34%

10.23%

10.45%

Middle East, Malta & Turkey

7.67%

7.68%

7.72%

Latin America and the Caribbean

7.69%

8.19%

8.50%

Transition Economies

7.69%

7.84%

8.07%

Fórmula regresiva

El cambio en los votos básicos estará atado al acuerdo de "una fórmula de cuotas más sencilla y transparente". La verdadera preocupación de los países en desarrollo es que la nueva fórmula en efecto disminuirá su participación en el total de los votos. Mientras que los factores a ser incluidos en la nueva fórmula estarían sujetos a una negociación durante el próximo año, los Estados Unidos, la Unión Europea y el Japón todos están de acuerdo con que el Producto Interno Bruto y las tasas de intercambio del mercado deberían ser los factores predominantes. Mientras los Estados Unidos han dejado espacio para considerar la variación absoluta de la cuenta corriente, la Unión Europea prefiere una fórmula basada en la apertura al comercio.

En cualquiera de las dos formulaciones: combinar una fórmula de dos factores con la triplicación de los votos básicos, se disminuiría en realidad el poder de voto de los países en desarrollo desde su participación actual de cerca del 30 por ciento, hasta el 20 o el 25 por ciento del total aproximadamente. Mientras los Estados Unidos se han comprometido a renunciar a cualquier aumento de cuota que pudiera implicar la revisión de la fórmula, ningún otro país desarrollado ha sido partidario de hacer lo mismo.

En efecto, la Unión Europea ha declarado lo contrario. En el borrador de un documento filtrado a la agencia de noticias Blomberg, los Estados miembros de la Unión Europea rechazaron renunciar a los aumentos en sus cuotas. También rechazaron la utilización de la variable de la cuenta corriente como un factor en la nueva fórmula de la cuota. Igualmente son partidarios de atrasar los ajustes de cuota de cualquier otra nueva fórmula, argumentando que los ajustes deberían ser planeados a lo largo de décadas y solo en el contexto de un incremento en la cuota total por escasez de los recursos del Fondo. Finalmente, han rechazado cualquier movimiento para vincular la reforma de las cuotas con la reforma del Consejo Directivo.

Reforma del Consejo Directivo sale de la agenda

Mientras los comentaristas han pedido una ‘gran negociación’ para la realización de las reformas del gobierno del FMI (ver Boletines 48, 51), poderosos miembros han resistido incluso ligeros cambios en el Consejo Directivo. La reciente reforma de la cuota propuesta solo proponía mayores recursos de personal y más de un director ejecutivo alterno (ED) para grandes circunscripciones electorales.

Estos ligeros cambios no tratan el desequilibrio en la representación del Consejo, el cual ve a los europeos con la tercera parte de las sillas del Consejo. Los europeos en forma consistente han buscado proteger sus privilegios en el IMF, y se han rehusado a vincular el Consejo con la reforma de la cuota. El Consejo también continúa rechazando publicar las transcripciones de las votaciones en sus reuniones.

El desequilibrio y el pobre funcionamiento del Consejo han provocado que según las Nuevas Reglas de la Coalición Financiera Global, se convoque a un Panel de mayor nivel respecto a la responsabilidad del Consejo en IMF. El Panel que incluye: Directores Ejecutivos pasados, académicos, funcionarios del FMI y representantes de la sociedad civil – publicará sus recomendaciones en enero de 2006.


http://www.new-rules.org/docs/imfreform/imfaccountability100306.htm