Infraestructura

Noticias

Infraestructura del agua de alto riesgo a cualquier costo

15 December 2006

Después de un declive a finales de los 90, los préstamos del Banco Mundial a los proyectos hidráulicos han ido aumentando rápidamente durante los últimos años alcanzando $1.8 billones en 2005. El Banco es el mayor financista del sector. Durante el foro del agua en México, en marzo de 2006, Kathy Sierra, Vicepresidenta de la Estructura, dijo que el Banco "había aprendido de los errores pasados y que había estado apoyando infraestructura social y ecológicamente sana." Sin embargo los proyectos en Asia del Sur y en el Sub-Sahara Africano sugieren otra cosa.

Indemnizaciones en Pakistán

Una reciente investigación del Panel de investigación del Banco Mundial encontró que los proyectos hidráulicos financiados por el Banco Mundial en Pakistán: el Programa de Drenaje Nacional (NDP – National Drainage Program) y el Proyecto Drenaje del Banco Izquierdo (ver Boletín 52) produjeron grandes daños y mucho sufrimiento en las comunidades locales. Los proyectos han continuado produciendo mortales inundaciones y han violado total o parcialmente seis de las políticas de salvaguarda del Banco sobre evaluación del medio ambiente, supervisión de proyectos y transparencia sobre la información.

El Banco Mundial aprobó $285 millones para el NDP en 1997. Se suponía que el proyecto mejoraría el drenaje del sistema de irrigación en Pakistán para manejar la salinización y las inundaciones. El Panel de Inspección reportó que la alineación de los canales de drenaje era "riesgosa en sentido técnico y del medio ambiente", y que "hubo errores técnicos de diseño" de los canales. Posteriormente "el aumento de la salinidad afectó largos trechos de tierras agrícolas" y la falla de la infraestructura del drenaje "produjo enormes daños al ecosistema, la vida salvaje y la industria pesquera." El aumento de las inundaciones, causadas en parte por el proyecto, también causó la muerte de 300 personas en 2003.

La dirección del Banco aceptó que se cometieron errores, pero en últimas afirma que "el Banco fue diligente en la aplicación de sus políticas y procedimientos durante la implementación del NDP." Las comunidades afectadas, y las ONGs ActionAid Pakistán y la Red Internacional de Ríos (IRN – Internacional Rivers Network), han pedido al Banco que pague indemnizaciones a las personas afectadas, y que pare de financiar proyectos de grandes represas y canales en Pakistán.

Más de 1.000 personas afectadas se encontraron en la región del proyecto a principios de octubre de 2006 y pasaron una lista de 13 demandas. Según Mustafá Talpur de ActionAid Pakistán: "tiene que darse un plan integral de protección, promoción y restauración de las fuentes de las formas de vida tales como la tierra agrícola, el ganado, la industria pesquera, las zonas de pastos, y las selvas." Las personas afectadas también exigieron que se identificaran formas de drenaje alternativas con la completa participación de las comunidades afectadas, y que el préstamo fuera convertido en una subvención y los dineros utilizados como indemnizaciones para las comunidades afectadas.

La más reciente Estrategia de Asistencia de País para Pakistán revela planes para aumentar los préstamos diez veces más al sector hidráulico durante el período 2006-09, para invertir en nuevos y grandes proyectos de discutibles represas.

Laos: inadecuada compensación

Durante una visita en junio de 2006 al sitio del proyecto, los miembros del personal de IRN fueron testigos de las muchas preocupaciones de la gente relacionadas con la represa 2 Nam Theun (ver Boletines 45 y 48). Los observadores de IRN vieron que la compensación provisional en efectivo para las comunidades afectadas por la pérdida de la tierra, de los campos de arroz y de los recursos de propiedad comunal había sido totalmente inadecuada para equilibrar el valor de la producción perdida. Además de eso, muchas de las personas reasentadas están viviendo en acomodación temporal y sufren por la falta de agua pues todavía no se han excavado los pozos de agua. Otras preocupaciones incluyen:

  • * No hay un plan de manejo de las operaciones de tala de árboles;
  • * Daño a las reservas de peces en el área del embalse y siguiendo la corriente;
  • * Polvareda excesiva en los caminos de los pueblos;
  • * Amenazas a la biodiversidad en dos áreas de conservación vecinas; y
  • * Demoras en la publicación de estudios relacionados con los aspectos sociales y ambientales del proyecto.

IRN también descubrió que la política nacional de poder hidráulico de Laos, promulgada en junio de 2005 como prerrequisito del apoyo del Banco Mundial, no ha sido implementada correctamente. La política incluye los requisitos de una evaluación ambiental completa y un plan de dirección, tanto como de compensación para todas las personas afectadas.

No obstante lo anterior, el Banco Mundial recientemente expresó su satisfacción con el progreso general del proyecto, a pesar de la demora en su comienzo debido a serias condiciones climáticas. En la publicación del último boletín semestral sobre la implementación, Ian Porter, el Director de País del Banco Mundial para Asia del Sur y del Este, dice que: "La construcción del proyecto ya está en camino de alcanzar algunas de las expectativas claves incluyendo la fecha para llenar el embalse en 2008 y la fecha para el comienzo de la operación comercial en diciembre de 2009."

"Sucio como el diesel"

Como parte de un empuje renovador para fortalecer la energía inversionista en el Sub-Sahara Africano, el Banco Mundial declaró que África tiene que doblar sus inversiones en la producción de energía para evitar los apagones y extender sus redes eléctricas a una cuarta parte hasta la mitad de su población. El marco de trabajo de inversiones en la energía limpia dice que los donantes necesitarán doblar sus inversiones de $2 billones a $4 billones al año. Jamal Saghir, Director de Energía y Agua en el Grupo del Banco Mundial de la Vicepresidencia de Infraestructura y Desarrollo, rechazó los informes de las ONGs sobre la devastación social y del medio ambiente que podía causar la gran hidroeléctrica: "No se puede solucionar el asunto del acceso [a la energía] en África solo con pequeños proyectos, incluso si algunos de ellos son sucios como el diesel (generación de poder)."

En octubre de 2006, Juan José Daboub, Director Ejecutivo del Banco Mundial declaró que el Banco estaba trabajando con el Gobierno de Uganda para obtener asistencia técnica para la controversial planta hidroeléctrica Bujagali (ver Boletines 28, 47), a la que retiró su apoyo en el 2003 después de la investigación sobre corrupción y del retiro de AES Corporation, el principal patrocinador con sede en Estados Unidos. El Banco Mundial también está considerando la provisión de $200 millones para renovar la estación hidroeléctrica en la República Democrática del Congo (RDC) para finales del año. La mayor parte de la electricidad será exportada a Sur África, a pesar de la falta de electricidad en RDC, que aún se tambalea por los años de conflicto civil. El Banco Mundial también ha estado investigando con sus propios organismos de rendición de cuentas, sobre su propia responsabilidad en los sectores de silvicultura y minería del país debido a cargos de corrupción, abuso de derechos humanos y destrucción de la biodiversidad.