Infraestructura

Noticias

Poco probable que la represa Bujagali beneficie a los ugandeños

19 April 2007

El Banco Mundial está tan interesado en promover el Proyecto Bujagali de energía hidráulica como la solución para los problemas energéticos de Uganda (ver Boletín 54), que ha construido una página Web especial al respecto. El Proyecto se estancó en el 2002 debido a situaciones de corrupción, pero ahora que se ha asegurado el apoyo de la firma IPS de Kenya como nuevo inversionista se espera completar el Proyecto en el 2010. Un Informe recientemente comisionado por la CIF (Corporación Internacional Financiera parte del Banco Mundial – International Finance Corporation), afirma que el Proyecto será parte de un plan económico de expansión para responder a las necesidades energéticas crecientes de Uganda, y que reducirá el costo de la electricidad doméstica en un 10 por ciento. Sin embargo, las ONGs dicen que el Proyecto de $750 millones es más costoso que las otras opciones disponibles.

En abril del 2007 se hará la aprobación formal de $100 millones por parte de la CIF. Los grupos locales e internacionales que han estado haciendo lobby para una revisión completa y justa de las opciones energéticas para Uganda señalan que es poco probable que el Proyecto Bujagali responda a las necesidades del 95 por ciento de las/los ugandeños que viven lejos de la red nacional de suministro. Además, un nuevo Informe de la ONG, Red Internacional de Ríos (IRN – International Rivers Network) documenta el hecho de que la represa no cumple con la mayoría de las siete prioridades estratégicas de la Comisión Mundial de Represas (WCD – World Commission on Dams) ver Boletín 47. La consideración del Proyecto para los créditos de carbono por el Gobierno de los Países Bajos requiere el cumplimiento del marco de trabajo de WCD. Los resultados del Informe dicen que:

  • Los estudios fallan al no manejar los impactos anticipados de la represa sobre el desagüe del Lago Victoria, que ya está a un bajo nivel crítico.
  • La represa será vulnerable a las sequías provocadas por el cambio climático.
  • Muchos documentos clave no han estado al alcance público en forma adecuada.
  • No se ha llevado a cabo una evaluación integral de las necesidades energéticas de Uganda y de las alternativas para la crisis energética.

Las comunidades que fueron desplazadas hace cinco años cuando se empezó la construcción de la represa y ahora viven en el asentamiento de Naminya, enviaron una carta al director de Bujagali Energy Limited. La carta, copiada al Banco Mundial, lista la falla de numerosos compromisos hechos a la comunidad como parte del paquete de reasentamiento incluyendo: la propiedad de la tierra, la educación y los servicios de la salud, el suministro del agua, la vivienda, las letrinas, la electricidad, los alimentos y los ingresos, el empleo y la infraestructura.

La Asociación Nacional de Profesionales del Medio Ambiente de Uganda radicó una demanda con el Panel de Inspección del Banco Mundial sobre los problemas mencionados.