Finanzas

Noticias

Menos promesas y más acción por favor

Reformas decepcionantes en la IDA 15

19 December 2007

Tan pronto como se cerraron las negociaciones sobre las donaciones a la Asociación Internacional para el Desarrollo (IDA – International Development Association) – el brazo financiero del Banco Mundial para los países de bajos ingresos – la sociedad civil se manifestó decepcionada del fracaso de los donantes para forzar el progreso sobre la condicionalidad, la cuota asignada y la evaluación del impacto.

El documento sobre la política de la IDA 15 concluirá después de la quinta y de las últimas charlas en Berlín a mediados de diciembre del 2007, las cuales se enfocarán en el volumen de las contribuciones de los donantes. Después de la cuarta ronda de conversaciones en noviembre del 2007 en Dublín, el Banco describió las discusiones sobre las reformas de la manera como la IDA trabaja como "sustancialmente concluidas.”

Hubo preocupación sobre la disminución del rol de la IDA en la arquitectura de la ayuda global entre una proliferación de los fondos verticales y las fundaciones privadas. El Banco decidió que la IDA "proporcionará una plataforma para la ayuda al desarrollo.” Fortalecerá por ejemplo, los Ministerios de la Salud para que puedan manejar mejor la financiación para el VIH/SIDA o el paludismo.

El apoyo de la IDA debería fortalecer las instituciones domésticas que elaboran las políticas en vez de imponer condicionalidades

El Banco continuará usando su habilidad para el servicio de repago de las obligaciones como su criterio primario para la sostenibilidad de la deuda. Sin embargo, esto no tiene en cuenta los recursos que los países pobres necesitan para abordar la pobreza. Los grupos de la sociedad civil africanos en la segunda ronda de las discusiones de la IDA en Maputo en junio del 2007, pidieron que se estableciera "un marco de trabajo que incorpore no solo los factores domésticos de la deuda, sino que también sea transparente e inclusivo con los gobiernos africanos.”

Las discusiones del cambio climático han sido sensibles. El informe asegura que no habrá marcaciones y que la prioridad será la adaptación "complementada con acciones selectivas de mitigación.” Un documento separado esboza los roles específicos que jugará la IDA para enfrentar el cambio climático: integración de la adaptación y de la mitigación en las inversiones; escalada en la preparación para los desastres; acceso creciente a nueva tecnología; e integración de las acciones del clima en las estrategias de asistencia de país.

Un tema clave de interés para los grupos de la sociedad civil ha sido la efectividad del Banco a nivel de país. Son decepcionantes los borradores de las ‘acciones de seguimiento’ para la IDA (el único compromiso que se le puede exigir al Banco). Estas acciones incluyen: una mayor descentralización del personal, la integración de las unidades de implementación del Banco en las estructuras de gobierno; el fortalecimiento de las asociaciones con otros actores; y la mejora en la medición de resultados. Falta cualquier tipo de compromiso concreto relacionado con las prioridades de la sociedad civil como disminuir el uso de la condicionalidad, la reforma de los sistemas de asignación, o la integración del uso de la evaluación de impacto.

Los CCOS africanos en Maputo en junio del 2007 declararon que "el apoyo de la IDA debería fortalecer las instituciones domésticas que elaboran las políticas en vez de imponer condicionalidades.” Después de un verano de consultas sobre la implementación de los principios de la buena práctica en la condicionalidad (ver Boletín 53) – iba a presentarse un informe final a la Junta a comienzos de diciembre del 2007. El personal del Banco ya definió los resultados: el uso de la condicionalidad en áreas sensibles a la política no es frecuente; el uso de marcaciones (benchmarks) disminuyó en un 40%, y el uso del proceso de condiciones es poco frecuente.

Un Informe de la ONG basado en Bruselas Eurodad, que tuvo acceso a la base de datos del Banco sobre condiciones, encontró que los principios habían tenido un impacto positivo en la reducción del número de condiciones, pero existe la preocupación de que el Banco está ahora ‘ligando’ condiciones conjuntas bajo un solo enunciado. También ha habido "un progreso muy limitado en reprimir las prácticas del Banco de ligar sensibles políticas de condicionamiento como la privatización y la liberalización." Mientras el Banco declara que solo el 16% de las operaciones tiene condiciones relacionadas de privatización, Eurodad encontró que el 71% de todas las concesiones y préstamos tiene alguna reforma sensible de la política, más de la mitad de las cuales tienen condiciones relacionadas con la privatización. La ONG pide que el seguimiento independiente del uso de la condicionalidad sea incluido en los indicadores finales de la IDA.

El compromiso del Banco de trabajar con otros donantes "hacia la armonía de los sistemas de asignación del desempeño” ha levantado antiguas preocupaciones acerca de la política de la agenda en que se avanza a través de decisiones de la asignación (ver Boletín 52). Más bien que la asignación de los fondos de la IDA, basada en la implementación de las políticas favorecidas por el Banco, las ONGs y los académicos han estado pidiendo un mayor énfasis en el nivel de la financiación necesaria para alcanzar las metas del desarrollo nacional, y el uso de los indicadores que miden el progreso de los resultados del desarrollo. El Gobierno Alemán ha pensado eliminar el uso de una medida de apertura del comercio en el sistema de asignación. El personal del Banco se ha resistido a cualquier cambio sustancial. Se han convenido algunos cambios técnicos menores para simplificar la fórmula de la asignación y reducir la volatibilidad.

Una coalición de ONGs liderada por Oxfam publicó un documento en octubre del 2007 solicitando a los donantes asegurarse de que los acuerdos finales de la IDA 15 establezcan que "la evaluación del impacto social y de la pobreza (PSIA), sean utilizada en todas las financiaciones de ayuda de IDA para producir un mayor impacto en la distribución.” Pero no hay firmes compromisos para hacerlo así. En su lugar el Banco está de acuerdo en "realizar un análisis de existencias de sus trabajos PSIA y en actualizar las notas de mejor práctica.” La Unidad de Evaluación del Banco ya programó el examen del trabajo PSIA de la institución en el 2008.