Servicios sociales

Noticias

La CIF y la Salud: “Afirmaciones no respaldadas”

18 February 2008

En un informe de diciembre del 2007 financiado por la Fundación Gates y la Corporación Financiera Internacional (CIF – International Finance Corporation), se estima que durante la próxima década se necesitarán de $25.000 a $30.000 millones para responder a las necesidades del cuidado de la salud en África. En El Negocio de la Salud en África‘, la CIF anunció que coordinará $1.000 millones en inversiones de capital, y los préstamos necesarios para financiar la provisión del sector de la salud privada en el Subsahara Africano.

El estudio encontró que la cuenta del sector privado para casi la mitad del gasto de la región es de $16.700 millones en el cuidado de la salud, y que las personas empobrecidas muy posiblemente tengan que utilizar proveedores privados al igual que las personas más pudientes. El estudio también afirma que este gasto crecerá a $21.200 millones para el 2016. Como resultado de la proliferación de las ‘tarifas de usuario’ con el objeto de recuperar los costos en las clínicas públicas (generalmente introducidas a instancias del Banco Mundial), la diferencia entre los costos de los servicios privados y los públicos es muy pequeña. La CIF argumenta que los proveedores privados están mejor equipados y tienen personal más preparado que sus contrapartes públicos, y que además tienen períodos de espera más cortos.

Las/los profesionales del cuidado de la salud y las/los activistas están preocupados por la calidad de la investigación en la que se basa el informe y temen que el empuje de la CIF para un mayor papel del sector privado pueda no estar equiparado con la regulación apropiada. También señalan que las cifras que presentan al sector privado como un proveedor igual o mayoritario, también esconden el hecho de que por lo menos el 60% de la población africana no tiene acceso a ningún tipo de cuidado de la salud.

el informe de la CFI "está lleno de afirmaciones poco convincentes y no respaldadas

Un artículo de la ONG estadounidense, el Centro de Información del Banco (Bank Information Center), señala que en muchos casos de privatización del servicio público, las compañías han enfocado sus esfuerzos en servir a aquellos que pueden pagar más y abandonan al resto de la población que está empobrecida. A pesar de que la CIF enfatiza la necesidad de fuertes sistemas de regulación para proteger los intereses de las personas menos adineradas en la población, no da detalles de cómo podría llevarse a cabo este trabajo.

En una carta de diciembre del 2007 al Financial Times, Barbara Stocking, la Directora de la ONG Oxfam GB, afirmó que “no se pueden conseguir ganancias sirviendo a personas tan pobres sin algún tipo de subsidio público.” Anna Marriot, Oficial de Política de Salud de Oxfam GB, añade que el informe de la CIF “está lleno de afirmaciones poco convincentes y no respaldadas. En la ausencia de una investigación rigurosa, el llamado del informe para canalizar los fondos públicos hacia el cuidado privado de la salud es algo realmente irresponsable.”