Gobernanza de las IFI

Antecedentes

Políticas de salvaguarda y normas de desempeño

1 October 2009 | Inside the institutions

Las políticas de salvaguarda del Banco Mundial fueron originalmente elaboradas como Políticas Operacionales Internas (OPs – Internal Operational Policies) para guiar al personal; luego evolucionaron presionadas por los grupos sociales y medioambientales para convertirse en compromisos públicos con el objetivo de evitar el hacer daño. Su objetivo es proteger a las personas y al medio ambiente de los efectos nocivos de las operaciones financiadas por el Banco y están basadas en acuerdos internacionales, incluso cuando esas protecciones no están explícitamente incluidas en la ley nacional del país prestatario.

Las salvaguardas están constituidas por diez políticas medioambientales y sociales clave que fijan normas y procedimientos que el país prestatario y el Banco deben seguir antes de, y durante la implementación de los proyectos financiados por el Banco Mundial. Estas salvaguardas también deben ser cumplidas por el BIRF (Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento y la IDA (Asociación Internacional de Desarrollo – International Development Association). La Corporación Internacional Financiera (CIF) utiliza su propio conjunto de estándares de desempeño (ver Boletín 67). Las diez salvaguardas son:

  1. La Evaluación Ambiental: Es la ‘política sombrilla’ a través de la cual se identifican los impactos sociales y medioambientales y se proponen las medidas de mitigación.
  2. Los Hábitats Naturales: Fija límites a los proyectos financiados por el Banco que puedan impactar las áreas donde haya una biodiversidad importante.
  3. Gestión de Pestes: Promueve el uso de los métodos de control biológico y medioambientales y fija condiciones para la adquisición y uso de los pesticidas.
  4. Los Pueblos Indígenas: Establece normas y procedimientos cuando los proyectos afectan a las comunidades indígenas. Es la única salvaguarda que en alguna forma se refiere a los derechos humanos.
  5. El Reasentamiento Involuntario: Fija normas y procedimientos para los proyectos que desplazan a las personas de sus hogares o causan el desplazamiento económico.
  6. Silvicultura: Establece normas mínimas sobre los tipos de proyectos en bosques y selvas que el Banco financia, incluyendo la tala comercial y las plantaciones bajo condiciones restringidas.
  7. Seguridad de Represas: Establece procedimientos y requisitos de seguridad para la construcción de nuevas represas y para los proyectos que dependen del funcionamiento seguro de represas existentes.
  8. Proyectos en Vías de Aguas Internacionales: Busca reducir los conflictos entre los estados que tienen fronteras con vías de aguas internacionales en relación con los proyectos que las pueden contaminar.
  9. Proyectos en Áreas Disputadas: Fija normas mínimas para la financiación de proyectos del Banco en áreas disputadas por dos o más estados.
  10. Propiedad Cultural: Exige al Banco evitar daño y velar por la preservación de la propiedad cultural.

La mayoría de las políticas de salvaguarda incluyen OPs que catalogan requisitos centrales y procedimientos bancarios (BPs) que el personal del banco debe seguir. Son aplicables a los proyectos de inversión y a los programas de préstamos, pero no a la política de préstamos de desarrollo (DPL – development policy lending), o a los programas de reforma (ver Boletín 66). Sin embargo, la OP 8.60 requiere que el Banco tome medidas si la política de préstamo para el desarrollo causara “pobreza significativa y consecuencias sociales adversas”, o “efectos significativos sobre el medio ambiente nacional, en las selvas / bosques, y en otros recursos naturales.” Una política separada cubre las revisiones sociales y medioambientales de las políticas de préstamos que puedan tener significativos impactos sociales y medioambientales.

a mere smoke screen for continuing in the same failed policies

Cuando se alega que el Banco Mundial o un prestatario han violado cualquiera de las salvaguardas, las quejas pueden inscribirse a través del Panel de Inspección, un organismo semi independiente creado en 1993, el cual permite que las partes afectadas pidan una investigación del papel del Banco en los proyectos (ver Boletín 34).

En 1999 la CIF, el brazo del sector privado del Banco adoptó las salvaguardas del Banco. Sin embargo, desde el 2006 ha venido siguiendo ocho normas separadas de desempeño, las cuales rigen el rol y responsabilidades del cliente. Estas normas de desempeño son: Evaluación social y medioambiental y sistemas de gestión; condiciones laborales y de trabajo; prevención y reducción de la contaminación; comunidad, salud y seguridad; adquisición de la tierra y reasentamiento involuntario; conservación de la biodiversidad y gestión de recursos naturales sostenibles; pueblos indígenas y herencia cultural.

Antes de que la CIF financie un proyecto, la propuesta de proyecto se sujeta a una revisión social y medioambiental durante la cual se identifican los impactos potenciales y se proponen medidas para la acción correctiva. Al revisar el impacto potencial de los proyectos, el Banco Mundial y la CIF utilizan un sistema de clasificación que identifica cuáles son las salvaguardas afectadas y cuál es el nivel de acción o precaución que debe ser tomado. Los proyectos son clasificados entre la Categoría A – el riesgo más alto, hasta la Categoría C – el riesgo más bajo.

Los clientes de la CIF deben dirigir las quejas de las partes afectadas relacionadas con los proyectos. Quienes presenten la queja pueden alegar violación de las salvaguardas y llegar al Consejero de Cumplimiento (Ombusdman), un vigilante interno que se reporta directamente al Presidente del Banco Mundial (ver Boletín 34).

Las salvaguardas de la CIF también han jugado un papel de fijación de normas en los países en desarrollo, y con los bancos privados en proyectos de financiación. Los Principios de Ecuador, un conjunto de normas sociales y medioambientales basadas en las normas de desempeño de la CIF, fueron adoptadas por 68 instituciones financieras privadas, incluyendo BNP Paribas, Citigroup y Lloyds TSB.

Estas normas de desempeño de la CIF han sido criticadas por las organizaciones de la sociedad civil por ser más débiles que las del Banco Mundial (ver Boletín 51).