Medio ambiente

Noticias

¿Negocios como siempre?

La nueva estrategia energética del Banco Mundial

1 October 2009

Por Jakob Kane Loukas, Centro de Información del Banco

La planeada revisión de la estrategia energética del Banco dice enfocarse en el acceso a la energía de las personas pobres y en la sostenibilidad medioambiental, pero las ONGs temen que simplemente continuará justificando la financiación de los combustibles fósiles.

El Banco produjo una Nota Conceptual sobre la revisión estratégica de la energía en junio de 2009, la cual fue distribuida a selectas ONGs, aunque todavía no aparece en la página web del Banco en septiembre de 2009. Después de discutir los peligros fundamentales del cambio climático en el mundo en desarrollo, la Nota afirma que los conceptos económicos pueden tener prioridad sobre los medioambientales. El Banco estima que la mitigación del cambio climático puede requerir de una inversión de $600.000 millones anuales en el mundo en desarrollo. Sin embargo, en lo relacionado con la energía, la Nota desdeña las tecnologías renovables disponibles y su aplicación en los países en desarrollo. Al tiempo que no ofrece ninguna alternativa a la política actual del Banco, tampoco descarta las fuentes de energía dañinas para el medio ambiente como el carbón y la energía nuclear.

falla al no reconocer la necesidad de las inversiones en opciones energéticas innovativas, limpias

Bruce Rich de la ONG estadounidense Fondo para la Defensa Ambiental (Environmental Defense Fund) dice que aunque las nuevas plantas de carbón financiadas por el Banco probablemente empleen tecnología supercrítica, producirán carbono intensivo y generarán un volumen mucho mayor de emisiones de CO2 que las plantas de energía renovable. Rich concluye diciendo que “la financiación internacional pública debe apoyar la transición necesaria del uso del carbón en el mundo en desarrollo y en las economías en transición.” Además, las nuevas plantas de carbón tienen una vida de operación de hasta 50 años y las plantas rehabilitadas de unos 20 años, por lo tanto, están destinadas a contaminar al mundo con un enorme volumen de emisiones en los años futuros.

La Nota Conceptual también pide la financiación de grandes proyectos de hidroeléctricas, a pesar del impacto adverso en los hábitats y en los medios de vida, y de la evidencia de que las grandes represas constituyen una gran fuente de emisiones de gases invernadero (ver Boletín 66). Adicionalmente se espera la publicación de un documento explicativo sobre las metas de la estrategia energética para finales de septiembre de 2009.

Aceptando que el Banco Mundial todavía es una fuente principal de financiación para los proyectos carbono intensivos (ver Boletín 65), el Reino Unido recientemente pidió al Banco que aumentara su portafolio de energía limpia y eficiente a un 60 por ciento de todas las inversiones energéticas en los próximos tres años. Las estadísticas del Banco muestran el 35 por ciento de su portafolio como si fuera de ‘energía limpia en el 2008’, pero aproximadamente el 40 por ciento se compone realmente de grandes hidroeléctricas y de otras formas controversiales de energía. “Los esfuerzos del Reino Unido para ordenar el Banco deben enfocarse en la energía renovable”, dice Dominic White de la ONG internacional WWF, “y en asegurar que se consideren las normas más altas relacionadas con los impactos sociales y medioambientales antes de invertir en cualquier energía considerada ‘limpia’.”

El acceso a la energía

Todavía cabe preguntarse si la estrategia propuesta puede cumplir con sus objetivos de aliviar la pobreza y aumentar el acceso de la energía a las personas pobres. Aunque las plantas de carbón y los grandes proyectos hidroeléctricos tienen enormes poderes generativos de energía, las pasadas inversiones en grandes proyectos de infraestructura frecuentemente han sido difíciles, costosas de implementar y abiertas al abuso cuando los gobiernos son débiles. La energía además frecuentemente no ha llegado a las comunidades locales, al tiempo que ha creado grandes impactos sociales y medioambientales nocivos.

Al tiempo que el Banco trata de reconciliar el acceso a la energía con la sostenibilidad, la Tesorería de Estados Unidos publicó una respuesta a la Nota Conceptual a mediados de julio de 2009. Anota que “la agenda del acceso a la energía del Banco Mundial está en gran desacuerdo con la agenda del cambio climático,” y sugiere que se enfoque en mejorar la eficiencia del suministro y en eliminar los incentivos para el uso excesivo de la electricidad en la industria. También resalta que la Nota Conceptual sobre la estrategia energética no ha dirigido adecuadamente el uso de los combustibles fósiles. En la medida en que las ONGs y el Gobierno estadounidense presionan por mejores normas medioambientales en el Banco, en antelación a las conversaciones sobre el cambio climático en Copenhague, existe la excelente y rara oportunidad de resaltar las contradicciones del Banco y abogar por un acercamiento reformado a la inversión en la energía.

Fabby Tumiwa, Director Ejecutivo del Instituto para la Reforma de Servicios Esenciales (Institute for Essential Services Reform) en Jakarta, manifestó el sentimiento de muchas ONGs cuando dijo: “la Nota Conceptual falla al no reconocer la necesidad de las inversiones en opciones energéticas innovativas, limpias, y fuera del sistema de suministro que aumenten directamente el acceso a las personas pobres.”

Decidiéndose por el Gran Inga

Durante su última visita a la República Democrática del Congo (RDC), Robert Zoellick el presidente del Banco Mundial manifestó la intención del Banco de financiar el proyecto hidroeléctrico el Gran Inga (con 39,000 megavatios y con un costo de $80.000 millones), junto con la Comunidad de Desarrollo de África del Sur (Southern África Development Community), la Nueva Asociación para el Desarrollo de África (New Partnership for African Development), y el Consejo Mundial de Energía (World Energy Council). Esta represa está siendo anunciada por sus proponentes, como teniendo un gran potencial para traer la electricidad a millones de africanos y que podrá dar un gran empuje al desarrollo industrial en el continente. Será la represa más costosa del mundo y el doble en tamaño de la represa más grande del mundo actualmente, la Represa de las Tres Gargantas de China.

Los observadores son escépticos, y se espera un informe de las ONGs europeas con la información de que el poder generado será encauzado al sector minero y exportado a otras partes del África y el Sur de Europa. Un documento de evaluación de proyecto del Banco de 2007, encontró que la RDC carece de un sistema de suministro eléctrico para llevar la energía a las áreas rurales.

Próximos pasos

El Banco planeaba tener su primera consulta con la sociedad civil sobre su estrategia energética en las reuniones anuales de octubre de 2009, pero últimamente decidió posponer las consultas hasta después de las conversaciones sobre el cambio climático de diciembre de 2009 en Copenhague. Se espera la publicación de un documento de acercamiento revisado a principios de 2010, y las consultas empezarán en la primavera de 2010. Un borrador de la política será presentado al Comité Relevante del Banco el próximo otoño.

Muchos actores de la sociedad civil sienten que el continuado apoyo de la estrategia energética a las inversiones que contribuyen ampliamente a las emisiones de los gases invernadero refuerza el argumento de que el Banco no es el canal apropiado para la financiación internacional del clima.