Finanzas

Noticias

Debate asiático sobre la retirada del FMI y del Occidente

1 October 2009

Por Bhumika Muchhala, Third World Network

En una Conferencia en Penang Malasia, en agosto de 2009, integrada por funcionarios, académicos y miembros de la sociedad civil de la región asiática se buscó la manera de hacer un mapa para una cooperación regional más amplia que los separara del FMI y de la crisis financiera.

La Conferencia sobre los efectos de la crisis financiera global en los países en desarrollo asiáticos, organizada por la Red del Tercer Mundo y por la Asociación de Consumidores de Penang, reunió a banqueros centrales pasados y presentes, a funcionarios del Ministerio de Finanzas, a investigadores y a organizaciones de la sociedad civil. Un tema muy importante fue la necesidad de desarrollar el consumo, el comercio y la inversión regional en vez de tener que depender de los consumidores muy adeudados del mundo en desarrollo.

la crisis financiera asiática mostró en forma dolorosa a los países asiáticos que la solución del FMI estaba en bancarrota

Viendo los recientes desarrollos de la Iniciativa Chiang Mai (ver Boletín 66) y el prospecto de revivir la idea de un Fondo Monetario Asiático, Andrew Sheng, el antiguo presidente de la Comisión de Seguridades de Hong Kong y ahora Consejero Jefe de la Comisión Regulatoria de Bancos Chinos, dijo que hay tres opciones para Asia: Mantener el status quo; tomar medidas defensivas y cooperar para evitar el daño; o adoptar un acercamiento ofensivo incluyendo forzar las reformas internacionales. Él dijo que Asia ahora está entre el status quo y el acercamiento defensivo. Al tiempo que la crisis financiera asiática mostró en forma dolorosa a los países asiáticos que la solución del FMI estaba en bancarrota, la presente crisis también les mostró la falta de pensamiento creativo y colectivo a nivel regional.

El antiguo gobernador del banco central de la India, YV Reddy, estuvo de acuerdo con Sheng de que Asia no debería estar a la defensiva, ya que la región tiene el 67 por ciento de las reservas en divisas mundiales, el 55 por ciento de la población mundial y un volumen significativo de la producción global. Él sugirió que se estableciera un grupo de pensadores asiáticos que aconsejara sobre finanzas para los creadores de políticas, y que Asia debería actuar para rebalancear el sistema financiero global. Por ejemplo, solo hay dos agencias de calificación crediticia y dos agencias de noticias financieras con influencia global, todas las cuales son de propiedad Occidental. Él dijo que se deberían crear agencias similares por asiáticos, utilizando la perspectiva de los países en desarrollo.

Pitchaya Sirivunnabood, del Instituto de Investigación de la Política Fiscal en el Ministerio Tailandés de Finanzas, dijo que el poder financiero asiático debido a sus sobrantes comerciales y su propiedad de altas reservas, daba pie para ideas más agresivas hacia una cooperación financiera, por ejemplo, para el establecimiento de una divisa asiática. Ella anotó que una de las prioridades de la Iniciativa Chiang Mai es el desarrollo de un sistema de vigilancia independiente del FMI. Esto apoyaría la toma de decisiones del secretariado de la iniciativa, y facilitaría la eventual desvinculación de los programas del FMI. Actualmente los fondos de la Iniciativa Chiang Mai todavía están vinculados con los programas del FMI más allá de la cantidad inicial de financiación.

Yilmaz Akyuz, Consejero Económico Especial del Centro del Sur, un organismo intergubernamental con sede en Ginebra, dijo que Asia cumple con el criterio para el desarrollo de una divisa común, lo mismo que sucedió con la Unión Europea en el momento del trabajo inicial con el euro. Akyuz dijo que en el pasado la integración financiera en Asia había sido sofocada por la poco constructiva intervención del FMI y de otros actores internacionales. “Pero en esta ocasión Asia está tomando las cosas bien en serio”, dijo él, “La Unión Monetaria Europea tomó años para ser creada, y Asia ahora necesita moverse en la misma dirección.”