Medio ambiente

Comentario

Dominación injustificada del Banco sobre los fondos para el clima en Bangladesh

4 December 2009

Debido a los diferentes patrones de las responsabilidades históricas para enfrentar el cambio climático, el costo de la adaptación para los países en desarrollo debería verse como deudas acumuladas en su mayor parte por el irresponsable mundo industrializado, deudas éstas que no pueden ser pagadas por préstamos o incluso por ‘subvenciones.’ La noción de deuda del clima está más allá de la relación entre donantes-beneficiarios o patrones-clientes.

Con esto en mente, es esencial y un área de preocupación el que la gestión y el gobierno de los fondos para el clima sean manejados en forma transparente y con rendición de cuentas. El Fondo del Fideicomiso Multidonante (MDTF – Multi-Donor Trust Fund) en Bangladesh adopta un marco liderado por los donantes, y sus políticas son muy burocráticas y en su mayor parte controladas por el Banco Mundial. Además no hay bases lógicas para aceptar el rol autoritario de las autoridades del Banco sobre el MDTF.

Después de la destrucción masiva del ciclón Sidr, las instituciones financieras internacionales y los países desarrollados dijeron explícitamente que la ayuda para el cambio climático y los asuntos relacionados con Bangladesh estaban en su lista de prioridades, y que iban a considerar la creación de un Fondo del Fideicomiso Multidonante para Bangladesh con el objeto de apoyar la adaptación al cambio climático.

Qué derecho tiene el Banco Mundial para implementar los fondos del clima

‘El borrador del documento conceptual’ preparado por el gobierno de Bangladesh sobre el MDTF, sugiere que se tenga el secretariado en la oficina del Banco Mundial en Dhaka.  El Banco compartirá la presidencia del comité de gerencia, y administrará, gestionará, supervisará y monitoreará la implementación de los proyectos y programas MDTF. El Banco cobrará US$8 millones por este trabajo. Todas las agencias implementadoras seguirán las directrices y políticas sobre implementación de proyecto y la adquisición.

Además del papel de gerente de los fondos, el Banco también ejecutará partes del MDTF, incluyendo el trabajo analítico y la capacidad de crear actividades, lo cual requiere de revisión de las políticas gubernamentales y de la planeación para el desarrollo. Por lo tanto el Banco será administrador y ejecutor al mismo tiempo. Este rol dual creará espacios ilegales donde el Banco puede influenciar el diseño y la aprobación de los proyectos. Esta es una posición hipócrita del Banco Mundial y en términos de auditoria es ofensivo.

Hasta el momento los donantes han prometido US$98 millones durante los próximos cinco años para el MDTF; US$96 millones del gobierno británico y US$2 millones del gobierno danés. 

Se ha establecido claramente en muchos documentos de política y en discusiones multilaterales, que la financiación del clima debe ser provista por los países desarrollados, en adición a sus previos compromisos del 0.7 por ciento de su PIB, como compensación por su responsabilidad histórica como los principales causantes del cambio climático global. El apoyo financiero británico para manejar las consecuencias del cambio climático en Bangladesh, no debe tomar fondos de los programas de ayuda ya siendo financiados por el Reino Unido.

Hay críticas importantes de la sociedad civil sobre los proyectos financiados por el Banco Mundial en Bangladesh, los cuales frecuentemente han creado problemas para el medio ambiente y destruido la ecología y los servicios. Un proyecto financiado por el Banco destruyó una selva virgen: Chokoria Sunderban, la ciénaga más antigua del subcontinente. La Chakaria Sunderban perdió todas sus 20 especies de árboles con la expansión de un proyecto de cultivo de camarones apoyado por el Banco Mundial y el Banco Asiático de Desarrollo (ADB).

Chokoria Sunderban era parte de un territorio global público que producía ‘bienes públicos’, tales como la capacidad de la atmósfera de absorber CO2. Los artículos y servicios de Chokoria Sunderban, a los cuales todos teníamos un derecho innato, fueron destruidos por el Banco Mundial y el ADB.

La pregunta importante para hacer aquí es: ¿Qué derecho tiene el Banco Mundial para implementar los fondos del clima dado su pasado destructor de bienes y servicios del medio ambiente en Bangladesh y en muchos otros países alrededor del mundo?


By Md Shamsuddoha and Rezaul Karim Chowdhury, Equity and Justice Workding Group, Bangladesh