Gobernanza de las IFI

Noticias

Revisiones de las salvaguardas del Banco: Es necesario elevar el nivel

30 June 2010

Con la revisión en curso de las normas de desempeño ambiental y social de la CFI – Corporación Financiera Internacional (CFI – sector privado del Banco), los informes internos y las críticas de la sociedad civil destacan la necesidad de la reforma.

Un próximo informe del Grupo de Evaluación Independiente del Banco (IEG – Independent Evaluation Group) ha puesto de relieve la necesidad de un cambio fundamental; sin embargo, hay preocupaciones sobre la minuciosidad de la evaluación. El informe llega a la conclusión de que aunque la atención a las salvaguardias sociales y ambientales es razonablemente buena durante la evaluación de los préstamos, es débil durante la supervisión de la aplicación de los préstamos. El informe también dice que una tercera parte de los proyectos del Banco tienen “una supervisión social y medioambiental inadecuada mostrada especialmente en la clasificación irreal de las salvaguardas y la baja o ausente evaluación y monitoreo.” Además, las deficiencias de supervisión  y monitoreo hacen difícil para el Banco evaluar los resultados de la aplicación de las salvaguardas.

El IEG propone una revisión general, pidiendo: un conjunto compartido de criterios para evaluar los riesgos sociales y ambientales a través del Grupo de Banco Mundial; una mejora de las capacidades del cliente, el sentido de propiedad y de responsabilidad; el fortalecimiento de mecanismos de supervisión para la revisión de las directrices y los incentivos; y el fortalecimiento de salvaguardas para la supervisión y la evaluación.

La metodología y la profundidad de la evaluación del IEG han sido puestas en duda. "La crítica podría ser más rigurosa y las sugerencias de desplazar más responsabilidad a los clientes, que se destacó en el informe, deben ser abordadas muy cautelosamente y sólo con requisitos paralelos para una mayor transparencia, verificación de la información provista por el cliente y la supervisión de la CFI," dijo Anne Perrault de la ONG Centro de Derecho Ambiental Internacional.

Evaluada la CFI

Se espera que las conclusiones del IEG sobre la CFI contribuyan a la revisión en curso de sus normas de rendimiento. Estas ponen de relieve la inadecuada actuación de la institución en su falta de debida diligencia para financiar proyectos comerciales vinculados a cadenas de suministro agrícola, con la divulgación pública de información, siendo el área más débil (ver Boletín 71). El IEG encuentra problemas con la categorización de la CFI del riesgo de los proyectos, la cual dicta las normas y supervisión aplicadas. También observan que la CFI coloca la responsabilidad de la aplicación y el seguimiento en sus clientes del sector privado sin ningún tipo de verificación independiente (ver Boletín 67).

El Defensor del Pueblo y Asesor de Cumplimiento de Normas, el mecanismo de rendición de cuentas de la CFI, también aportó material a la revisión de la CFI basado en una revisión de sus casos. Haciéndose eco del IEG, encuentra que la CFI, entre otros hallazgos, no es suficientemente transparente y no ha buscado un amplio apoyo comunitario para sus proyectos. Llega a la conclusión de que existe una "brecha sustancial entre los requisitos ambientales y sociales teóricos y su aplicación práctica".

Invisibles los derechos humanos

La falta de coherencia entre las normas de derechos humanos, las normas de rendimiento y las políticas de sostenibilidad repetidamente ha surgido como un área importante de debilidad de la Corporación Financiera Internacional (ver Boletín 67). La CFI ha encargado la realización de un análisis para identificar las diferencias entre su enfoque y los tratados internacionales de derechos humanos. Sin embargo, un análisis preliminar por la sociedad civil revela que el primer borrador de las normas revisadas, lanzado en mayo de 2010, no refleja una significativa mejora de la cobertura de los derechos humanos.

En una presentación a la consulta de revisión, la ONG Amnistía Internacional sostiene que al no proporcionar orientación a los clientes sobre los impactos de los derechos humanos de los proyectos, los clientes no ven los impactos en los derechos ni las violaciones a estos, y por lo tanto con frecuencia los derechos son invisibles en los procesos de la CFI.

Continúa la consulta

Los representantes de la sociedad civil de casi 100 organizaciones hicieron una presentación conjunta a la revisión, destacando un gran número de preocupaciones acerca de la sustancia y la aplicación de las normas de rendimiento. El primer borrador de las normas revisadas ha llevado a las advertencias de la sociedad civil de la dilución de la política en el proceso de revisión, y a las llamadas a la CFI para que aplique la mejor práctica en el sector. La próxima ronda de consultas se llevará a cabo a lo largo de junio y julio de 2010, con una serie de reuniones entre múltiples partes interesadas en todo el mundo. La Corporación Financiera Internacional dice que consultará con 10 comunidades durante los próximos seis meses.

"Para crear una verdadera diferencia deben realizarse cambios significativos y la consulta con las personas más afectadas debe ser más genuina para que los resultados se reflejen en las nuevas normas de la CFI," dijo Sergey Solyanik de Kazajistán, la ONG Rendición de Cuentas Netas (Crude Accountability).