Finanzas

Antecedentes

El enfoque de la CFI sobre las finanzas del comercio internacional

24 June 2011 | Al interior de las instituciones

La financiación del comercio se refiere a modalidades de financiación que apoyan las operaciones del comercio internacional. Las instituciones financieras (normalmente los bancos) dan garantías o préstamos para ayudar a los exportadores que requieren prepago para enviar sus productos, o para reducir el riesgo para los compradores que necesitan pagar los bienes antes de recibirlos. Esto permite a los comerciantes y a los productores que sufren las restricciones del crédito tener más acceso al crédito y así disfrutar de una mayor integración en los mercados del comercio internacional. La financiación del comercio es el tema de una de las partes centrales de un nuevo documento de estrategia de diez años sobre el comercio internacional, que actualmente está siendo elaborado por el Banco Mundial para el período comprendido entre 2011 y 2021 (ver Boletín 72).

La Corporación Financiera Internacional (CFI) [brazo del Banco para el sector privado], actualmente opera dos programas principales de financiación del comercio: el Programa de Financiación del Comercio Mundial y el Programa de Liquidez para el Comercio Mundial. El Programa de Financiación ofrece a los grandes bancos internacionales y regionales garantías de seguro parcial o total en varias formas, tales como cartas de crédito, pagarés y garantías de pago anticipado. Esto les permite ofrecer garantías de riesgo a las instituciones financieras locales en los mercados emergentes, para que puedan ampliar los servicios de financiación comercial que ofrecen a los exportadores locales. El Programa de Financiación aumentó su techo en diciembre de 2008 de US$1 mil millones a US$3 mil millones después de la crisis financiera global.

En 2009, como respuesta a la crisis financiera global, la CFI creó el Programa de Liquidez, que recauda fondos de fuentes públicas tales como las finanzas internacionales y las instituciones de desarrollo, los gobiernos y los bancos. La CFI canaliza los fondos a través de bancos comerciales, que luego estos ofrecen como financiación del comercio a los clientes en los mercados en desarrollo (ver Boletín 66). La CFI ha comprometido US$1 mil millones para el Programa de Liquidez. El objetivo es recaudar un total de US$4 mil millones, con contribuciones de los gobiernos del G20 para apoyar un comercio de hasta US$45 mil millones, durante más de tres años.

En 2010, la CFI puso en marcha dos nuevos programas. La Financiación Global para Proveedores Comerciales (Global Trade Supplier Finance) es una inversión nueva conjunta con un programa de asesoramiento para proporcionar financiación a corto plazo, directamente a los exportadores en los mercados emergentes que venden sus productos a grandes empresas internacionales. El Programa Financiación de Depósitos Globales (Global Warehouse Finance Program), por otro lado, apoya al sector de la agricultura, proporcionando liquidez a los bancos o la cobertura de riesgo, respaldados por recibos de depósito, lo cual permite a los agricultores y a las pequeñas empresas tener acceso a la financiación tan pronto como depositan sus mercancías en los depósitos.

A partir de enero de 2011, la CFI ha apoyado más de US$22 mil millones en transacciones comerciales a través del Programa de Financiación y el Programa de Liquidez, según afirma el sitio web del Banco. En el año financiero 2010, el Programa de Financiación emitió US$3,46 mil millones en garantías, marcando un aumento del 44 por ciento respecto al año anterior. Más de un tercio del comercio respaldado fue en Latinoamérica, el 22 por ciento en el África Subsahariana y el 16 por ciento en el Oriente Medio y África del Norte.

La CFI afirma que, desde diciembre de 2010, el Programa de Liquidez había apoyado un valor comercial de más de US$11,2 mil millones desde su creación en 2009, y cerca de 8.000 transacciones. De estos, el 81 por ciento fue para las pequeñas y medianas empresas, aunque la definición de este término ha sido cuestionada (ver Boletín 73). Del total, el 28 por ciento fue para los miembros del brazo del Banco para los países de bajos ingresos, la Asociación Internacional de Fomento (AIF) [IDA – International Development Association]. Según la CIF, el 41 por ciento del comercio apoyado por el Programa de Liquidez fue en Latinoamérica y el Caribe, seguido por un 26 por ciento en Asia Oriental y el Pacífico, el 16 por ciento en el África Subsahariana y el 12 por ciento en el sur de Asia.

Un informe de abril de 2011, por el órgano de evaluación del Banco, el Grupo de Evaluación Independiente (IEG), destacó que el impacto en el desarrollo de los proyectos de financiación para el comercio aún no había sido evaluado (ver artículo 3). También hay preocupación sobre la posibilidad de que los proyectos de financiación del comercio puedan violar las políticas sociales y ambientales del Banco, ya que las inversiones de financiación del comercio a los intermediarios financieros, como los bancos, siguen estando sujetas a las directrices menos estrictas de la CFI para el cumplimiento de los estándares de desempeño (ver Boletines 76, 74).