Infraestructura

Noticias

Estancada la estrategia energetica del Banco

24 June 2011

Fue polémica la reunión de mediados de abril de 2011, del subcomité de la Junta del Banco Mundial, el Comité de Efectividad en el Desarrollo (CODE – Committee on Development Effectiveness) sobre el desarrollo de la estrategia energética del Banco, mientras que las ONGs se quejan del debilitamiento del compromiso del Banco con la consulta en medio de las críticas de sus inversiones energéticas.

El objetivo de esta reunión del CODE fue discutir el primer borrador de la nueva estrategia del Banco sobre la energía (ver Boletines 75, 72, 68), sin embargo, en el curso de la reunión se produjo una disensión entre el grupo G11 (nueve países en desarrollo incluyendo a China, India y Brasil, y los países de altos ingresos Arabia Saudita y Kuwait) y los Estados Unidos y sus aliados, sobre la prohibición propuesta en el borrador a la concesión de préstamos de carbón a países de medianos ingresos. Una posición G11 acordada antes de la reunión dice que "Es inaceptable para el Grupo del Banco Mundial discriminar y crear categorías de países en términos de base de combustible" y que además, las discusiones con los países respecto al apoyo del Banco Mundial para la energía deben tener lugar "sin excluir ninguna fuente de energía por adelantado."

El G11 también expresó su preocupación por la dependencia del Banco en los mercados y el sector privado como el principal medio de entrega, y declaró que el Banco debería hacer más para promover la transferencia de tecnología para la energía renovable y la eficiencia energética. No hubo acuerdo durante la reunión del CODE sobre la necesidad de la contabilidad de gases de efecto invernadero para evaluar las emisiones de carbono de cada proyecto del Banco, y algunos directores europeos argumentaron que el Banco debería utilizar una definición más precisa de lo que considera una inversión de "energía limpia", en lugar de seguir utilizando su método actual tan generalizado y polémico (ver Boletín 71).

Después de la reunión del CODE, la directiva del Banco dio marcha atrás en su compromiso hacia una nueva ronda de consultas sobre el borrador de la estrategia, "aplazando" la decisión de si llevarla a cabo, a pesar de haberse comprometido a realizar esta consulta en muchas ocasiones previas durante el período anterior a la consulta sobre el borrador (ver Boletín 67). A finales de mayo de 2011, más de 50 organizaciones de la sociedad civil de todo el mundo, escribieron al presidente del Banco, Robert Zoellick, para decirle que cualquier abandono de este compromiso sería "un gran retroceso." Sin embargo la directiva del Banco está dando prioridad a un acuerdo dentro de la junta y mantiene la optimista fecha de julio de 2011 para su decisión final sobre la estrategia, lo que parece estar descartando más consultas.

Un informe publicado por siete ONGs, entre ellas Growndwoork de Sur África y Amigos de la Tierra, El Banco Mundial, el cambio climático y la financiación de la energía, en abril de 2011, añade más peso a las críticas actuales de los préstamos de energía del Banco (ver Boletines 73, 72). Detallando siete estudios de caso, el informe señala que "los proyectos construidos a nombre de aliviar la pobreza energética y / o la transición a una economía baja en carbono, muy a menudo no logran los resultados deseados, y con frecuencia producen los efectos contrarios."

Respaldando lo anterior, un informe de mayo de 2011, de la ONG estadounidense, CO2 Scorecard, llama la atención del Banco por mostrar engañosamente sus inversiones en carbón como más limpias que otras plantas de carbón, y por no priorizar el acceso a la energía.