Derechos

Noticias

Las IFIs admiten su fracaso en poner el empleo como algo central

6 December 2011

Mientras que la Organización Internacional del Trabajo (OIT) advierte sobre los disturbios sociales causados por un desempleo sin precedentes, hay críticas contra el FMI y el Banco Mundial por obstaculizar los derechos de los trabajadores y por no poner el empleo en el centro de la recuperación.

En agosto de 2011, una nota conjunta para debate del Banco Mundial y el FMI menciona las preocupaciones acerca de una recuperación sin empleos en las economías avanzadas, y la vulnerabilidad de los trabajadores a los choques en los países en desarrollo. Al mismo tiempo, admite que su apoyo a los países “no está estructurado teniendo el empleo en mente como algo central”, y que en su trabajo macroeconómico “tienden a asumir que se crearán empleos si el crecimiento se materializa”.

Aunque estas declaraciones sugieren un cambio en la mentalidad de las instituciones financieras internacionales en relación con el empleo, esto no siempre se traduce en avances sobre el terreno (ver Boletín 72). Un comunicado de la Confederación Sindical Internacional (CSI) en octubre de 2011, criticó los cambios a las leyes sobre el trabajo de Rumania, inspirados por el FMI. El gobierno promulgó la reforma en abril de 2011, debilitando la protección del empleo, sin comprobar primero si esto violaba las normas laborales de la Unión Europea (UE) o las normas laborales fundamentales de la OIT. Las nuevas leyes excluyen los derechos de algunos trabajadores a ser miembros de un sindicato, e introducen obstáculos en la negociación colectiva. A mediados de octubre de 2011, Sharan Burrow, secretaria general de la CSI dijo, “la fórmula del FMI en Rumania contradice las sentilda;ales positivas acerca de los derechos de los trabajadores de la sede en Washington” y expresó el temor de que “los gobiernos están bailando al son de las desacreditadas doctrinas laborales del FMI y de la condicionalidad fiscal”.

dancing to the tune of the discredited orthodoxies of IMF labour and fiscal conditionality

Progresos y retrocesos del Banco

En octubre de 2011, el Banco publicó el último de sus polémicos informes Haciendo Negocios [Doing Business] (ver Boletínes 73, 67, 66). Peter Bakvis del CSI dijo que el nuevo informe confirma cómo “el Banco aún no ha tomado ninguna acción para corregir el “Indicador de pago de impuestos”, y por lo tanto está “alentando a los países a convertirse en paraísos fiscales, a proporcionar protección social insuficiente y servicios gubernamentales insuficientes, o a poner una injusta carga tributaria sobre los trabajadores y los consumidores”.

Utilizando los datos del informe, un artículo de noviembre de 2011 de la revista estadounidense Time, observa que “un número de países con una gradación inferior, incluyendo a Sudáfrica, China y Brasil, han tenido economías de más rápido crecimiento que la de Estados Unidos en los últimos cinco antilda;os” y concluye diciendo “las naciones con más regulaciones crecen más rápido”. Bakvis sostiene que los resultados del artículo de Time “son exactamente lo contrario a lo que el Banco ha afirmado sin ninguna evidencia durante los últimos ocho antilda;os de publicación de Hacer Negocios, es decir, que los países más desregulados tienen las tasas más altas de crecimiento.”

El informe de noviembre de la CSI examina la evolución de la estrategia del Banco hacia las Normas Fundamentales del Trabajo (CLS – Core Labour Standards) del OIT. El informe acoge con satisfacción la aprobación del Banco de las normas fundamentales del trabajo durante la última década, pero lamenta que “la falta de coherencia de la adopción y aplicación de las normas entre las diferentes divisiones del Grupo del Banco Mundial ha creado ambiguuml;edades y complicaciones administrativas”. La aplicación de las CLS dentro del amplio grupo del Banco Mundial es probable que sea un tema clave durante la próxima revisión del Banco sobre las salvaguardias (ver Boletín 77. El informe del CSI sentilda;ala también que los sindicatos han detectado 27 casos de incumplimiento por parte de las empresas en las que la CFI ha invertido. Subraya que, si bien algunas de las quejas de los sindicatos a la CFI fueron respondidas rápidamente y se tomaron medidas de corrección con rapidez, en otros casos hubo una gran demora en la respuesta y no se adoptaron medidas correctivas efectivas”.

El Banco enfurece a los sindicatos

El Banco, que actualmente está redactando su estrategia de protección social y laboral para la década 2012-2022, recientemente publicó los resultados de la primera fase de consultas en una nota conceptual. Aunque en todo el documento el Banco insiste en que “más de 1.700 personas y organizaciones aportaron sus opiniones”, y que los términos de referencia para la estrategia dicen que el grupo consultivo incluirá organizaciones de la sociedad civil, el CSI se queja de que no hay ni un sólo representante de los sindicatos, o de otra organización civil incluido en el grupo consultivo. Francesca Ricciardone, de la CSI, afirmó que el informe sobre las consultas de la primera fase prácticamente ignora todas las recomendaciones de la CSI, “sobre todo el hecho de no proporcionar un análisis de la crisis mundial del empleo, ni de proponer soluciones, la incapacidad para hacer frente a la creciente desigualdad de ingresos, tampoco se menciona el papel de los sindicatos y los derechos de los trabajadores, y no hay ni una palabra a favor de la protección social”. La segunda fase de las consultas está prevista para noviembre y diciembre de este antilda;o, y el Banco espera lanzar la nueva estrategia a principios de 2012. Aunque las consultas están ahora abiertas, el Banco ha dejado para muy tarde preparar el borrador de la estrategia, la cual se espera sólo será publicado a mitad del período de consulta.