Tierra

Noticias

En misión del mercado de carbono

El Banco en la Cumbre del Clima de Durban

23 February 2012

Al tiempo que seguía adelante con sus nuevas iniciativas de mercado de carbono, el Banco Mundial atrajo aún más críticas y sufrió reveses potenciales relacionados con la agricultura y con el Fondo Verde para el Clima – FVC (GCF – Green Climate Fund), en las negociaciones del clima de la ONU en Durban.

En noviembre de 2011, los antecedentes del Banco Mundial sobre el clima fueron nuevamente criticados, durante la Cumbre en Durban de la Convención Marco de las Naciones Unidas del Cambio Climático (CMNUCC).  Personas de todo el mundo se unieron al Día de Acción Global y a otras protestas para expresar sus preocupaciones acerca de la participación del Banco en las finanzas del clima. Un grupo de organizaciones de la sociedad civil, incluyendo a BASIC la iniciativa del Sur, y al Club Sierra, lanzó el informe: ‘Falta de claridad sobre el concepto ¿Cómo puede el Grupo del Banco Mundial liderar las finanzas del clima cuando carece de una estrategia energética?’ El informe sostiene que el Banco ya debe acordar una estrategia energética de baja emisión de carbono que por fin abandone la financiación de la energía sucia y facilite el acceso a la energía limpia.

Debilitada su función en el FVC

 

Un resultado importante de la Cumbre fue la aprobación del Fondo Verde para el Clima (FVC) (ver Boletines 78 y 76). Mientras que el Banco tendrá la posición de fideicomisario provisional durante los tres primeros años, los grupos de la sociedad civil como Amigos de la Tierra, acogieron con satisfacción la decisión de que la fiduciaria permanente del FVC será seleccionada a través de un "proceso de licitación abierto, transparente y competitivo". Una victoria ganada para los países en desarrollo fue la inclusión de un procedimiento de no objeción, que permite a las autoridades nacionales designadas poner límites al acceso directo del sector privado a la financiación del FVC. 

Mientras que Estados Unidos presionó para que la secretaría provisional estuviera con el Banco Mundial, la resistencia de los países en desarrollo dio lugar a un acuerdo compartido entre la CMNUCC y la oficina del Medio Ambiente Mundial (GEF – Global Environment Facility hospedada en el Banco) (ver Boletín 8). Sin embargo, muchos grupos de la sociedad civil no compartieron la opinión de que el acuerdo había establecido suficiente distancia del Banco.  Lidy Nacpil de Jubileo Sur, dijo: "El Fondo Verde está siendo secuestrado por los países ricos, ya que se nombró al Banco Mundial como fiduciario provisional y el sector privado tiene acceso directo al dinero destinado a los países en desarrollo.

Un nuevo informe publicado en diciembre de 2011 por la ONG británica Movimiento para el Desarrollo Mundial, cuestiona la financiación directa del Banco para las entidades privadas en el financiamiento climático. ¿Poder para el pueblo? afirma que la electricidad producida por el Fondo para una Tecnología Limpia (CTF) [ubicado en el Banco] en Oaxaca, México, será vendida a una tasa de descuento a la compañía más grande del mundo, Walmart.

Sigue presionando por los mercados de carbono

 

La presión del Banco para desarrollar los mercados de carbono forestales y agrícolas (ver Boletines 77, 73 y 59) fue confirmada con el lanzamiento del tercer tramo del Fondo Biocarbono, creado para permitir el acceso a los mercados de carbono de los países menos desarrollados, con un enfoque en la reforestación y los proyectos agrícolas. El Banco también lanzó la nueva Iniciativa de Carbono para el Desarrollo que permitirá a los países menos desarrollados aprovechar los mercados de carbono, a través de proyectos de generación de créditos de carbono (ver Boletín 78).

Durante la cumbre, el Banco continuó sus esfuerzos para conseguir apoyo para "la agricultura climáticamente inteligente", lo cual incluye una controvertida propuesta para producir créditos de carbono del almacenamiento de carbono en el suelo (ver Boletines 78 y 77). Preocupados por las actividades del Banco, más de 100 grupos de la sociedad civil, entre ellos ActionAid y la organización Red Africana de Biodiversidad de Kenia enviaron una carta pidiendo a los negociadores africanos rechazar los mercados de carbono del suelo. Simon Mwamba de la Federación de Agricultores en Pequeña Escala de África Oriental, dijo: "La agricultura climáticamente inteligente está siendo presentada como agricultura sostenible – pero el término es tan amplio que tememos sea una fachada para la promoción industrial, al igual que la agricultura de "revolución verde". Estas atraparán a los agricultores en ciclos de deuda y pobreza."

A pesar de la campaña del Banco en Durban, ésta no llevó a ningún acuerdo sobre un programa de trabajo en la agricultura. Sin embargo, sí se logró un pasaje en el texto de compromiso, el cual pide al grupo asesor científico y tecnológico de la CMNUCC que examine las cuestiones relacionadas con la agricultura en su próxima reunión en mayo de 2012.