Gobernanza de las IFI

Noticias

Polémica sobre el FMI: ¿Está la austeridad dando resultados contraproducentes?

6 December 2012

El cambio de postura del FMI respecto al alivio a la carga de la deuda griega (ver Boletín 83) refleja una profunda controversia creciente acerca de si las políticas de austeridad están dando buenos resultados, o son contraproducentes.

El FMI desencadenó una nueva discusión sobre la austeridad (ver Boletín 82, 80, 78, 76)

cuando en su edición de octubre de 2012, Perspectivas de la Economía Mundial (PEM) mostró que las previsiones de crecimiento habían disminuido significativamente por cuarta vez (las tres ediciones anteriores habían mostrado resultados similares). Para justificar su constante exceso de optimismo anterior, el FMI examinó el impacto económico de las políticas de austeridad al re-estimar los llamados multiplicadores fiscales… y llegó a la conclusión de que sus modelos económicos eran incorrectos.

La sección del PEM que examina los multiplicadores fiscales, coescrita por el economista jefe del FMI, Olivier Blanchard, dice que "los efectos negativos a corto plazo de los recortes fiscales fueron mayores de lo esperado ya que los multiplicadores fiscales fueron subestimados" por un factor de dos a tres. Se encontró que el grado de la subestimación había sido "grande, negativo y significativo". El análisis sugiere que los factores socioeconómicos también habían sido afectados negativamente a un grado mayor de lo esperado, incluyendo "grandes y significativos" efectos en el desempleo. Paul Krugman, ganador del premio Nobel de economía, felicitó al FMI por tener la valentía de reconocer su falla, al admitir que su propio análisis era deficiente". El ministro de Hacienda de Brasil, Guido Montega, acogió con beneplácito esta nueva posición del Fondo, la que sugiere que "el pensamiento estrecho y las políticas fiscales draconianas pueden ser contraproducentes y tienen la tendencia de llevar al fracaso."

Sin embargo, el FMI insiste en que este análisis no hace más que confirmar el asesoramiento del Fondo en materia de la consolidación fiscal, articulada por Blanchard como "no demasiado lento o no demasiado rápido." Escribiendo en el Financial Times en octubre de 2012, Lorenzo Bini Smaghi, miembro del directorio del Banco Central Europeo, sugiere que el estudio realizado por el Fondo no demuestra que la austeridad está "condenada al fracaso", sino que depende de la "paciencia de los votantes para soportar un prolongado esfuerzo de ajuste y de la paciencia de los mercados financieros." Él sostiene que el "mensaje sutil" del FMI es que los países "que deseen suavizar el ajuste fiscal probablemente deberían solicitar la asistencia del FMI".

La austeridad como un ejercicio de equilibrio

El FMI parece estar tratando de mantener un equilibrio entre suavizar la austeridad al tiempo que advierte contra la expansión. En su nota informativa de noviembre de 2012 a los G20, el FMI reconoció que "la austeridad europea puede llegar a ser política y socialmente insostenible en los países de la periferia, ya que las reformas estructurales y fiscales todavía van a tardar años en completarse… los gobiernos bajo esta presión se verán obligados a aplicar incluso un mayor ajuste fiscal, lo que resultará en mayores pérdidas del PIB y significativos efectos secundarios sobre otras economías".

El ministro de hacienda de Bolivia, Luis Arce Catacora, sostuvo en las reuniones anuales del FMI en octubre de 2012, que la actual crisis financiera es sintomática de una "crisis política macroeconómica, debido a la falta de respuestas políticas apropiadas." En su declaración agregó que debido al impacto global de la crisis, los "países en desarrollo tendrán que pagar por lo que no han causado."

Este informe Perspectivas de la Economía Mundial del FMI, también han suscitado un debate sobre si los mercados financieros podrían apoyase en una alternativa a las medidas de austeridad. Un editorial de la agencia de noticias financieras Bloomberg sostuvo a mediados de Octubre de 2012, "está claro que Europa se ha excedido con la austeridad… los inversionistas entienden que Europa está atrapada en un círculo vicioso de crecimiento lento y de excesiva austeridad". Por otro lado, la investigación sobre los multiplicadores fiscales realizada por Özlem Onaran de la Universidad de Greenwich la llevó a la conclusión de que "las medidas de austeridad profundizarán la recesión, y crearán una doble caída de la economía mundial, disminuyendo los ingresos fiscales, y haciendo que sea más difícil pagar la deuda. La única forma de salir de esta crisis es utilizar un enfoque de política expansiva fiscal y de aumento de los salarios".