Gobernanza de las IFI

Noticias

La estrategia de Kim: ¿Un cambio real o un "ejercicio de RP"?

6 December 2012

Ji Yang Kim, el nuevo presidente del Banco Mundial, expuso su visión de la institución en las reuniones anuales del Banco a mediados de octubre de 2012, pero su deseo de construir un Banco de "soluciones" para dar fin a la pobreza absoluta viene con pocos detalles o grandes cambios en el Banco.

Durante todo el otoño, el Banco realizó una campaña con una publicación en la cual pregunta a sus usuarios "¿Qué se puede hacer para terminar con la pobreza?" En las reuniones anuales en Tokio, Kim reveló que en el plazo de un año, él iba a establecer una meta para todo el Banco de terminar con la pobreza absoluta, lo que significa elevar a todas las personas en el mundo para que lleguen a un nivel por encima de la cuestionada línea de la pobreza de US$1,25 por día (ver Boletín 80, 78, 62). Kim, al tiempo que admitió que el Banco no podía establecer una meta de ese tipo en forma aislada de los gobiernos, dijo que ésta le daría al Banco "claridad" sobre la forma en que sus actividades, estructuras y procesos podían "alinearse con la idea de que vamos a acabar con la pobreza".

Kim dijo que su meta era "construir una prosperidad compartida" pero no dio más detalles. Un comité interno del Banco, presidido por el jefe economista Kaushik Basu y por el director gerente Sri Mulyani Indrawati, está trabajando en definir este concepto en más detalle y en proponer objetivos, así como en acordar una fecha en la cual el Banco propone finalizar con la pobreza absoluta.

necesita hacer un análisis más profundo sobre la desigualdad, los derechos humanos, la justicia y la sostenibilidad

Sabina Alkire de la Iniciativa de Oxford para el Desarrollo Humano y la Pobreza acogió con agrado la afirmación de Kim de poner fin a la pobreza absoluta, pero expresó su preocupación por los aspectos de la pobreza que no están incluidos en este enfoque. Alkire dijo "confío que el Banco Mundial reflexione cuidadosamente sobre la definición de la pobreza y sus objetivos, para que sus medidas y trabajo sean realizados eficientemente para erradicar las privaciones en la educación, la salud, la nutrición, los bienes, los servicios y los medios de subsistencia, además de los ingresos".

Nuria Molina, de la ONG Save the Children del Reino Unido, afirmó "Si el Banco realmente quiere terminar con la pobreza debe tratar la cuestión de la desigualdad primero que todo". "La desigualdad es uno de los principales problemas que definen la economía mundial, así que el Banco no se verá en contacto con la realidad si no pone su capacidad y trabajo analíticos al servicio de los países, para que estos puedan gestionar activamente y reducir la desigualdad. El Banco necesita hacer un análisis más profundo sobre la desigualdad, los derechos humanos, la justicia y la sostenibilidad".

Banco de "Soluciones"

En el discurso que pronunció en las reuniones anuales, Kim dijo que el Banco "debía cambiar de ser un Banco de ´conocimientos´ para llegar a ser un Banco de ´soluciones´. Debemos apoyar a nuestros clientes en la aplicación basada en la evidencia, en vez de tratar de dar soluciones ideológicas a los problemas de desarrollo." Sin embargo, Owen Barder, director europeo del grupo de pensadores estadounidense, Centro Para el Desarrollo Global (CGD – Center for Global Development), expresó dudas sobre ese concepto: "Las soluciones surgen de los procesos internos. No son cosas que puedan ser depositadas en los bancos."

Un tema explícito en la presentación de Kim fue la reforma interna del Banco. Kim prometió "trabajar con nuestra junta para racionalizar nuestros procedimientos, simplificar nuestros procesos, y reducir el tiempo de preparación de los proyectos." La idea es que el Banco deberá centrarse en los resultados de sus actividades más que en el volumen de la financiación que aporta.

Nuevas ideas

Kim también anunció nuevas iniciativas en Tokio. Él prometió construir sobre el compromiso de la transparencia y la apertura de la información, que su predecesor Robert Zoellick había puesto en marcha, al "invertir en los datos y herramientas analíticas", prometiendo "trabajar con nuestros socios para asegurar que todos los países en desarrollo tengan información precisa y oportuna". Para alinear los procesos del Banco con sus objetivos, él se comprometió a tener disponibles los datos sobre la pobreza anualmente en vez de cada tres años.

Justo antes de Tokio, Kim anunció que deseaba aprovechar las "ferias de fracasos" que el Banco había organizado en el pasado para "explorar las razones por las cuales determinados proyectos no habían alcanzado sus objetivos. “Quiero expandir estos eventos, hacerlos más sistemáticos, y además difundir los resultados. También quiero empezar a presidir estos talleres personalmente.” El primero está previsto para principios de diciembre de 2012… “Vamos ampliar la participación en estos eventos para incluir a las comunidades afectadas y a los críticos externos, y publicaremos las deliberaciones y conclusiones". En el momento todavía no está claro cuál será la fecha inicial para seleccionar los proyectos fallidos, o quiénes serán incluidos en los debates iniciales sobre las razones por las cuales fallaron los proyectos.

Sin embargo, Demba Moussa Dembele, de la ONG senegalesa Foro Alternativas Africanas, calificó las afirmaciones de Kim como "Otro ejercicio de relaciones públicas". "No estoy seguro de que el nuevo presidente del Banco se haya hecho las preguntas fundamentales de por qué el Banco ha fallado hasta la fecha. Estoy seguro, de que al igual que sus predecesores, él recomendará las mismas viejas políticas fallidas: el mercado, la liberalización financiera y del comercio, la mínima intervención del estado, y así sucesivamente. Sin un cambio radical en estas políticas, no será posible mejorar las cosas."

¿El futuro de la AIF?

En el 2013, la 17ª reposición de la AIF pondrá a prueba el nuevo enfoque del Banco en la erradicación de la pobreza absoluta (la AIF o Asociación Internacional de Fomento, es el brazo del Banco para préstamos concesionarios a los países de bajos ingresos -ver Boletín 69). Las negociaciones se iniciarán formalmente en marzo, pero a mediados de noviembre el Banco realizó una revisión de mitad de período para la AIF 16 en Costa de Marfil (ver Boletín 74). El informe para la reunión sobre los progresos realizados, en la que se evaluaron los 18 meses del trabajo de la AIF 16, reveló que el Banco todavía no estaba cumpliendo con algunos de sus indicadores.

Una pregunta clave que enfrenta la AIF 17 será la graduación, el proceso a través del cual los países son declarados inelegibles para la recepción de los fondos de la AIF, y por lo tanto deben tomar préstamos del brazo de medianos ingresos, el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF). Un documento para la revisión de mitad de período identificó seis países cuya graduación probablemente será elevada pronto, incluyendo a la India, país que alberga el mayor número de personas que viven en la pobreza absoluta, aproximadamente el 35 por ciento del total mundial, de acuerdo con los análisis más recientes del Banco.

Un documento de octubre de 2012 por un grupo de trabajo del Centro Para el Desarrollo Global (CGD – Center for Global Development) sostiene que la AIF debe ser completamente restructurada y posiblemente reducida. Algunas de sus recomendaciones fueron "rexaminar la asignación de recursos de la AIF basada en los resultados" (ver Update43), "crear una cuenta de transición AIF entre el BIRF y la AIF", y "abrazar nuevos donantes potenciales".