Gobernanza de las IFI

Noticias

Llamada para la suspensión de las "rapiñas de la tierra" del Banco Mundial

6 December 2012

Desde que Oxfam le pidió al Banco Mundial que suspendiera la ´rapiña de la tierra´ a gran escala, el Banco ha mantenido su nueva Estrategia Agrícola en secreto. También se han planteado inquietudes acerca del desarrollo de Haciendo Negocios en el ámbito agrícola.

Al mismo tiempo continúan las preocupaciones en torno a la participación del Banco Mundial en las "rapiñas de la tierra" (ver Boletín 81. Un informe de octubre de 2012, por la ONG Oxfam Internacional, Nuestra tierra, nuestras vidas, solicitó al Banco que temporalmente "suspendiera sus propias inversiones en la compra de tierras y revisara su política para evitar la práctica de la ´rapiña de la tierra´", con referencia a su función como inversor, asesor y fijador de normas. Según Oxfam, desde el año 2008, 21 denuncias formales han sido presentadas al Banco por las comunidades que afirman haber tenido violados sus derechos a la tierra. La ONG pidió al Banco que examinara la medida en que las políticas, las actividades y las salvaguardias existentes garantizan la transparencia en las transacciones de la tierra, y la formo como respetan y defienden los principios del consentimiento libre, previo e informado (CLPI) para todas las comunidades afectadas; promueven los derechos sobre la tierra y la buena ordenación de las tierras; y también promueven la seguridad alimentaria y preservan el medio ambiente y los recursos naturales.

El Banco rechazó la petición para el moratorio de las inversiones y afirmó que "no apoya las inversiones especulativas o las adquisiciones que aprovechan la debilidad de las instituciones en los países en desarrollo, o que no respetan los principios de inversión agrícola responsable", pero al mismo tiempo reconoció que "en muchos casos, las prácticas deben ser más transparentes y la participación inclusiva en los casos de las transferencias de tierras".

La ONG GRAIN también resaltó el papel del Banco en las ´rapiñas de la tierra´ apuntando específicamente a las funciones del Organismo Multilateral de Garantía de Inversiones (OMGI) y su brazo para el sector privado, la Corporación Financiera Internacional. En un informe de octubre de 2012, GRAIN destacó el seguro de riesgo político a las empresas de OMGI, tales como Chayton Capital, un fondo de capital privado británico que invirtió US$300 millones en empresas agroindustriales en seis países de África. Esto incluye un arriendo por 14 años de 20.000 hectáreas de tierra en Zambia, aunque la empresa niega su participación en este negocio. En el mes de marzo de 2012, Neil Crowder, el gerente general le dijo al Servicio Mundial de la BBC: "El Banco Mundial financió nuestros activos de riesgo político… pagamos una prima de seguro que nos protege contra la expropiación."

Los planes agrícolas secretos

Mientras tanto, el Plan de Acción Agrícola 2013-15 del Banco Mundial continúa manteniéndose en secreto (ver Boletín 80, 70. Una nota de concepto inédita de mayo de 2012 dice que “el Banco no tiene un plan de consultas externas en el documento del Plan de Acción, pero continuará con las consultas sobre diversos elementos durante su ejecución". El Comité de Justicia Social de Montreal, una ONG canadiense, ha venido alzando una voz de alarma sobre el proceso. El director Derek MacCuish dice: "Este plan está siendo desarrollado en medio de una gran polémica sobre el uso y la usurpación de la tierra, el aumento de la demanda de alimentos tanto para los seres humanos como para el ganado, y el bio-combustible, sin embargo, al Banco no le parece necesario tener un proceso consultivo. Esta falta de transparencia del proceso es espantosa."

Según la nota de concepto la nueva estrategia será "construida sobre la base que ya está en su lugar y con las direcciones a largo plazo ya establecidas durante los últimos tres años, al tiempo que responde a la evolución del contexto mundial". Esto incluye "más atención a los problemas emergentes de los precios de los alimentos y de los riesgos de gestión asociados; la agricultura inteligente con el clima; el fomentar una amplia intervención del sector privado para impulsar el crecimiento y el comercio; y para ampliar las asociaciones".

Después de la controvertida clasificación de Haciendo Negocios (ver Artículo), el Banco también está desarrollando Haciendo Negocios en el sector de la agricultura (DBA – Doing Business in Agricultura), que recibió apoyo oficial en la reunión del G8 en mayo de 2012. Según la nota de concepto del Banco, el DBA apunta a "desarrollar un conjunto de indicadores sobre las leyes y reglamentos que afectan a las explotaciones agrícolas en todos los países del mundo… para estimular las reformas en el marco jurídico y normativo para la agricultura en todos los países, y en última instancia mejorar la productividad de los pequeños productores, el desarrollo agroindustrial y el nivel de vida rural". Sin embargo, la ONG alemana Urgewald criticó, "el enfoque de arriba hacia abajo" del Banco y expresó su preocupación de que "se allanará el camino para las grandes empresas en la agricultura a costa de las necesidades de los pequeños productores." No se ha decidido un cronograma concreto, pero la nota de concepto indica que habrá un borrador oficial de la metodología del DBA en septiembre de 2013, y que el primer informe estará listo en noviembre de 2014.

"Nuestra tierra, nuestra vida’: Es hora de parar la expropiación mundial de la tierra (‘Our land, our lives’: Time out on the global land rush, Oxfam)