Gobernanza de las IFI

Antecedentes

Los préstamos sub-nacionales del Grupo del Banco Mundial

28 February 2013 | Al interior de las instituciones

Tanto el Banco Mundial como la Corporación Financiera Internacional (CFI, el brazo del sector privado del Banco) están fomentando los préstamos sub-nacionales a los estados y provincias, con el objetivo de impulsar la participación directa a nivel estatal y municipal. Su objetivo es "facilitar el acceso de las entidades sub-nacionales para mejorar y ampliar su infraestructura y otros servicios públicos, mediante el fortalecimiento de sus capacidades institucionales y el acceso independiente a los mercados financieros privados (apoyo financiero a través de préstamos o garantías)".

El  convenio constitutivo del Banco inicialmente impedía los préstamos directos a las entidades sub-nacionales, pues estipulaba que los gobiernos nacionales tenían que proporcionar garantías soberanas o su equivalente a los préstamos sub-nacionales. Pero desde 2003 la CFI y el Banco Mundial crearon un Fondo Municipal que puede ser utilizado para prestar a los municipios. El fondo presta de la hoja de balance de la CFI sin que haya una garantía soberana. En 2006, lanzaron un piloto de tres años, el Programa de Desarrollo Sub-nacional (SND – Sub-national Development Program) para seguir experimentando con los préstamos sub-nacionales sin garantías. Con el  SND se creó un departamento para la acción conjunta del Banco Mundial y la CFI, con el objeto de coordinar las actividades. Al igual que con el Fondo de Financiación Municipal, los préstamos sin garantía soberana fueron hechos en la hoja de balance de la CFI. En 2009, cuando la CFI se descentralizó, el programa SND fue incorporado a la infraestructura regional de los departamentos financieros de la CFI, fue entonces que se amplió el acceso a los préstamos para las entidades sub-nacionales.

Hay tres áreas de mercados principales para los préstamos sub-nacionales: los estados, provincias y otras sub-divisiones; la infraestructura paraestatal y los servicios públicos; y las instituciones de financiación del desarrollo y otros intermediarios financieros que financian las entidades sub-nacionales. La financiación sub-nacional de la Corporación Financiera Internacional constituye una gama completa de productos sin garantía soberana, incluyendo sindicaciones, préstamos, capital y garantías de crédito.

Por su parte, los brazos del sector público del Grupo del Banco ofrecen ciertos tipos de financiación, conocimientos y contactos al esfuerzo común. En primer lugar, prestan el apoyo político y la descentralización fiscal a través de la asistencia técnica, además da préstamos a los gobiernos centrales los cuales luego pueden prestar a los sub-nacionales. También pueden prestar directamente a las entidades sub-nacionales con una garantía soberana y fomentan las leyes de responsabilidad fiscal que gobiernan la deuda sub-nacional, la cual requiere de los presupuestos de las entidades sub-nacionales para ser equilibrada. El Banco también supervisa la comunicación y las relaciones con los clientes, provee fortalecimiento descentralizado de las capacidades, asistencia técnica especializada, y es informado sobre el sector de la infraestructura. Se supone que la CFI contribuye con las relaciones con los inversores y los bancos, debido a su experiencia en ejecución de transacciones, y su comprensión del entorno comercial local y de los mercados financieros.

Los criterios para los préstamos sin garantía soberana de la CFI para estados y municipalidades son los siguientes: salud fiscal, compromiso con la reforma, impacto de la gestión del sector público, impacto de desarrollo sostenible, niveles de pobreza, e impacto de las intervenciones propuestas. Las condiciones adicionales para los préstamos a los municipios incluyen: sindicaciones, intervención estratégica, y crediticios apropiados en moneda local. El consentimiento soberano para la financiación sub-nacional, incluso si no hay garantías implicadas, sólo es necesario para algunos países, en cuyo caso la sub-entidad nacional por lo general se encarga de conseguir el consentimiento. La CFI notifica a los gobiernos nacionales de los acuerdos sub-nacionales, como lo hace con todas sus inversiones. Los préstamos sub-nacionales están dirigidos principalmente a los países de ingresos medianos como Brasil, India, Rusia y Turquía, aunque esto no excluye a los países de bajos ingresos. El Banco dice que sólo aquellas entidades con las mejores perspectivas para una mejor viabilidad financiera y desarrollo sostenible serán consideradas.

Desde el año fiscal 2009, la CFI ha venido invirtiendo en 30 sub-proyectos nacionales con préstamos de US$1.2 mil millones. A partir de septiembre de 2012, la cartera de compromisos de la CFI en inversiones sub-nacionales fue distribuida en forma más o menos equitativa entre tres regiones: Europa, Oriente Medio y África del Norte; Latinoamérica; y Asia. Las cifras disponibles en 2011 mostraron que casi la mitad de las inversiones de la CFI para entidades sub-nacionales fue a empresas estatales y municipales, seguida por unidades de gobierno local (el 30 por ciento); instituciones financieras sub-nacionales; y asociaciones público-privadas, cada cual representando un 11 por ciento. Según los sectores, casi una cuarta parte de los compromisos fueron para los puertos, seguido de la infraestructura urbana y los servicios públicos (el 19 por ciento fueron el agua y las aguas residuales), las  carreteras y la energía representando el 16 por ciento cada uno,  seguidos por el transporte urbano con un 11 por ciento.

Las preocupaciones sobre los préstamos sub-nacionales incluyen la posibilidad del fomento de la privatización, la descentralización sin fondos y el riesgo de sobre-endeudamiento de las entidades sub-nacionales.