Gobernanza de las IFI

Noticias

Reto del grupo BRICS a las IFIs

¿De la sartén al fuego?

22 April 2013

Los grandes países de medianos ingresos conjuntamente iniciaron instituciones alternativas al Banco Mundial y al Fondo Monetario Internacional (FMI) en marzo de 3013, pero los partidarios no están satisfechos con ninguna de las instituciones.

En una reunión a finales de marzo de 2013, en la cumbre de líderes de alto nivel de los países BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), estos anunciaron su acuerdo preliminar para establecer instituciones multilaterales para el desarrollo financiero y el apoyo financiero de emergencia. El progreso fue más rápido de lo esperado, debido en gran parte a la ira y frustración de los miembros del grupo BRICS debido a la falta de inclusión por parte de los países ricos, en lo relacionado con la gestión del Banco Mundial y del FMI (ver Boletín 85). Esta rapidez también se debió a las respuestas inadecuadas a las llamadas  del grupo BRICS por créditos más elevados por parte de estas instituciones (ver Boletín 77, 70). El Ministro de Hacienda de Sudáfrica, Pravin Godhan, dijo a los periodistas que las reformas del FMI y del Banco Mundial "son insuficientes ya que no reflejan las crisis económicas y otras realidades en todo el mundo."

El nuevo Banco BRICS (ver Boletín 80) se dedicará a la financiación de las infraestructuras. Sin embargo hasta el momento, aunque hablaron de los detalles, estos aún no han sido convenidos en lo relacionado con el monto exacto de las contribuciones financieras, y la ubicación y estructura de la gestión institucional del Banco BRICS. Por otro lado se anunció la formación del Convenio de Reservas para Contingencias (CRA – Contingent Reserve Arrangement), un depósito común para reservas de divisas entre los países BRICS, con un monto de US$100 millones, y no se espera que el CRA tenga vínculos formales con el FMI.

supervisar una institución financiera internacional desde su nacimiento

El grupo de los países BRICS aún no ha decidido si los mandatos del Banco BRICS, o del CRA, incluirán transacciones con otros países fuera de su círculo de cinco países. Estas decisiones serán tomadas en el transcurso del próximo año. Los líderes se reunirán nuevamente en septiembre de 2013, al margen de la reunión del G20. Se espera llegar a un completo acuerdo en 2014, y que las nuevas instituciones empiecen a funcionar en 2015.

¿Competencia o cooperación?

Durante años las organizaciones de la sociedad civil han estado abogando por la creación de instituciones financieras regionales como alternativas al Banco Mundial y el FMI (ver Boletín 80, 73, 56). No obstante, estas nuevas iniciativas pueden no ser una competencia para los prestamistas de Washington. En la preparación de la cumbre BRICS, el ministro brasileño de desarrollo, industria y comercio exterior, Fernando Pimenetel, dijo: "El objetivo del Banco BRICS de desarrollo… no es el de convertirse en un rival de cualquier otra organización sino el de ofrecer alternativas." El Banco Mundial dio la bienvenida oficial al anuncio del grupo BRICS sobre su Banco, diciendo que "está dispuesto a trabajar en estrecha colaboración con el nuevo Banco para poner fin a la pobreza y construir una prosperidad compartida en todo el mundo en desarrollo".

Estas observaciones se identifican con el pensamiento del Informe de Desarrollo Humano de la ONU de mediados de marzo 2013, el cual aboga por un “pluralismo coherente", en vez de "una falsa opción entre el globalismo y el  regionalismo". El informe dice lo siguiente: “Las nuevas instituciones serán más eficaces si trabajan en cooperación con las actuales instituciones regionales y mundiales llenando las lagunas en la financiación y la inversión".

El CRA, por otro lado, parece representar un reto más directo para el FMI. Kavaljit Singh, de la ONG Madhyam de la India, confirma lo anterior: “En el mundo financiero dominado por Occidente, la idea del fondo de reserva BRICS es muy excitante y prometedora. En el mundo posterior a la crisis financiera mundial, lleno de riesgos e incertidumbres, el depósito de reservas BRICS puede potencialmente dar una nueva forma a la arquitectura financiera mundial del siglo 21."

Se necesita un nuevo y tercer enfoque

Las reacciones de la sociedad civil al anuncio  del grupo BRICS, en su mayoría han sido precavidas y escépticas. Alfredo Tjiurimo Hengari, del Instituto Sudafricano de Asuntos Internacionales se manifiesta dudoso, según escribe en el periódico Windhoek Observer, diciendo que el grupo BRICS "no representa un enfoque diferente o independiente de las estructuras de poder existentes a nivel mundial. Se trata de reforzar esas estructuras de poder a través de una voz que no es sustancialmente una alternativa, sino más bien, una de continuidad".

Dorothy-Grace Guerrero de la ONG de Bangkok, Enfoque en el Sur Global, dice: "los movimientos sociales y los activistas académicos están cada vez más cautelosos, pues el avance del modelo económico [de China] no es diferente del paradigma insostenible e injusto que facilita la acumulación de la riqueza para unos pocos y aumenta el despojo y la pauperización de los ya marginados y desposeídos". Bobby Peek de la ONG Sudafricana, Groundwork, propone que los grupos de la sociedad civil "construyan una fuerte crítica que exija la igualdad en vez de nuevas formas de explotación".

Carlos Tautz de la ONG brasileña, Instituto Mais Democracia, dice: "Por primera vez en la historia las organizaciones de la sociedad civil tienen la oportunidad de supervisar una institución financiera internacional desde su nacimiento". Tautz resume las exigencias formuladas para las nuevas instituciones: "1) Una amplia política de información al público, incluyendo las normas de transparencia; 2) criterios de responsabilidad internacional; 3) antes de los desembolsos, un proceso abierto para la discusión y la toma de decisiones de las personas potencialmente afectadas por los proyectos; 4) el espacio para deliberaciones y toma de decisiones, incluyendo a las organizaciones de la sociedad civil de los países afectados; y 5) una norma donde se estipule que no debe haber ninguna violación de los derechos humanos".