Gobernanza de las IFI

Noticias

Estados Unidos bloquea la reforma de gobierno del FMI

22 April 2013

Al tiempo que la reforma de gobierno del Fondo Monetario Internacional (FMI) continúa estancada, sigue el debate que va más allá de las matemáticas, sobre la representación y la forma de compartir el voto, todo lo cual suscita todavía más dudas sobre la legitimidad del FMI.

La aplicación del acuerdo de 2010 por parte del FMI respecto a las cuotas y las reformas de gobierno, que debía haber finalizado en Octubre de 2012 (ver Boletines 73), ha sufrido un revés más con la negativa de ambas cámaras del legislativo estadounidense de firmar la solicitud del gobierno para reasignar un préstamo existente de US$65 mil millones al FMI (ver Boletines 65) en forma que se convierta en una mayor contribución permanente. A pesar de que la solicitud de marzo no comprometía a Estados Unidos a aumentar la financiación, si coincidió con las negociaciones políticamente delicadas sobre los recortes de gastos. Para que el acuerdo de 2012 entre en vigor, es necesario tener la aprobación del congreso de Estados Unidos.

Las mismas proyecciones económicas del FMI han mostrado que las reformas de la representación son necesarias. Las medidas estarían basadas en el aumento de la representación de los países de medianos recursos con un rápido crecimiento, que en la actualidad no están suficientemente representados en el FMI. Min Zhu, subdirector gerente del FMI, dijo durante un discurso a mediados de marzo de 2013, que el pronóstico para el 2013 dice que éste será el año cuando la producción económica de las naciones en desarrollo será superior a la producción de los países industrializados tradicionales.

El Informe de Desarrollo Humano 2013 de la ONU, publicado días después, hizo hincapié en que "el auge del Sur no tiene precedentes en su escala y velocidad" con más de 40 países en desarrollo teniendo ganancias en su desarrollo mucho más altas de lo previsto. El informe afirma: "existe el espacio para un nuevo multilateralismo" pero, "sólo se ven reformas de gobierno muy mediocres en el FMI y el Banco Mundial".

No es cuándo sino cómo

Debido a que el plazo de enero de 2013 se cumplió sin que se diera la revisión o acuerdo sobre la fórmula para el cálculo de las cuotas en el FMI (ver Boletines 84), el proceso fue incorporado a la lista para la revisión de las cuotas del FMI. A pesar de que el plazo para esta revisión es realmente en enero de 2014, como estas negociaciones suceden a nivel inter gubernamental entre los forjadores de políticas, posiblemente se llegará a una decisión en las reuniones del FMI en octubre. 

A principios de febrero de 2013, el presidente ruso Vladimir Putin, compartió en una reunión de los ministros de finanzas en Moscú, su convicción de que "en la próxima cumbre en Rusia, el G20 podrá ponerse de acuerdo sobre la nueva fórmula para el cálculo de las cuotas que tendrá plenamente en cuenta la distribución moderna de las fuerzas en la economía mundial." La declaración de la quinta cumbre de los países del grupo BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), publicada a finales de marzo de 2013 (ver Artículo 1), pide que "la reforma del FMI refuerce la voz y la representación de los países más pobres del FMI, en particular el África Subsahariano". Al mismo tiempo, la postura de la Comisión Europea, según expuesta en las reuniones anuales del Banco y el FMI en octubre de 2012, sostiene que "el PIB y la apertura deben seguir siendo las principales variables en la fórmula para el cálculo de las cuotas" y que la apertura debería ser considerada como un elemento muy importante.

Un documento de febrero de 2013 del G24, una agrupación de países en desarrollo en las IFIs (instituciones financieras internacionales), deja en claro el déficit democrático inherente en la actual fórmula de cálculo de la cuota. Sostiene que la fórmula está sistemáticamente sesgada en contra de los países en desarrollo y con mercados emergentes. Se dice erróneamente que están "sobre-representados", cuando al mismo tiempo "la cuota de Europa como grupo da lugar a un tercio mayor que su peso relativo en la economía mundial". Amar Bhattacharya del G24, dice: "la existencia de una estructura de gobierno más equitativa y democrática en el FMI es un requisito indispensable para la legitimidad de la institución, y para su habilidad de cumplir con su mandato en forma eficaz. La estructura de gobierno de la institución debe… garantizar que todos los miembros, incluidos los más pobres, tengan una participación equitativa en la institución".