El sector privado

Noticias

Carta en respuesta, RE: Inversión de la corporación financiera internacional en el sector financiero

28 November 2013 | Carta

Dr. Jim Yong Kim, Presidente
Banco Mundial
1818 H St NW
Washington, DC 20433
Estados Unidos

22 de noviembre de 2013

RE: Inversión de la corporación financiera internacional en el sector financiero

Estimado Dr. Kim:

Nos dirigimos a Ud. para dar seguimiento a su respuesta del 18 de abril a nuestra carta de marzo próximo pasado acerca de la auditoría del Asesor en Cumplimiento / Ombudsman (CAO) sobre los préstamos de la Corporación Financiera Internacional (CFI) al sector financiero. Hemos tenido la oportunidad de revisar el plan de acción propuesto por la CFI, escrito para responder a las preocupaciones del Comité sobre Eficacia del Desarrollo (CODE). Creemos que la respuesta de la CFI a nuestra carta original y a las preocupaciones de dicho comité es insuficiente y es por ello que nos dirigimos a Ud. para instarle a que insista en que la CFI haga más para abordar las conclusiones de la auditoría de la CAO. A la luz de su nueva Estrategia del Grupo del Banco Mundial (GBM), sobre la cual Ud. ha hecho hincapié en que tiene al sector privado como foco central, creemos que es momento de que Ud. asuma el compromiso de revisar la estrategia de la CFI de inversión en mercados financieros.

Es de destacar que la auditoría de la CAO sostiene  que la CFI no tiene forma de determinar que las inversiones de intermediarios financieros, las cuales están aumentando en volumen, no estén causando ningún daño al medio ambiente o a las comunidades locales. Esto es independiente del requisito de la CFI a sus clientes del sector financiero de mantener un sistema de gestión ambiental y social (SGAS). Lo que importa son los resultados – resultados positivos de desarrollo y prevención de daños a las comunidades y al medio ambiente – pero la CFI no mide estos resultados para los sub-clientes de los intermediarios financieros, que ahora representan casi el 20 por ciento de los compromisos anuales del Grupo del Banco Mundial, lo que representa un gran daño potencial. Al contrario, el personal de la CFI declaró que la CFI no es responsable de las inversiones de los clientes de los intermediarios financieros en sub-proyectos. Esto no es aceptable para nosotros, ni tampoco debería serlo para el Grupo del Banco Mundial, sobre todo en virtud de su nueva estrategia orientada a objetivos, que establece un mayor rol de la participación del sector privado.

Ha habido un diálogo bien recibido entre la CFI y las organizaciones de la sociedad civil, y reconocemos que la CFI ha tomado algunas medidas para mejorar la transparencia y la gestión de riesgo, tales como exigir a los fondos de capital privado que publiquen los detalles de todas las inversiones, y comprometerse al desarrollo de capacidades adicionales en la identificación y gestión de riesgos por parte de los intermediarios. Sin embargo, el plan de acción de la CFI no tiene en cuenta nuestras principales preocupaciones con relación a la premisa por la cual la evaluación de resultados de desarrollo y las salvaguardias sociales y ambientales se aplican a las grandes inversiones de la CFI en el sector financiero.[1]

La CFI nos ha expresado que su personal no sería capaz de llevar a cabo su trabajo si tuviera que realizar un seguimiento de cada cliente. Sin embargo, la responsabilidad del personal es asegurar que las inversiones de la CFI brinden resultados de desarrollo reales – no sólo teóricos -, al tiempo que garanticen que no se haga daño a las comunidades y el medio ambiente. Nosotros rechazamos principalmente un modelo en el que, por diseño, la CFI no pueda garantizar que sus inversiones contribuyan a la reducción de la pobreza o que eviten daños. Si la CFI no tiene la capacidad para brindar una adecuada transparencia y supervisión para sus actuales inversiones en el sector de los mercados financieros, recomendamos que la CFI haga menos en cantidad pero más en calidad. El plan tampoco tiene en cuenta las medidas que hemos sugerido para reforzar la capacidad de la CFI para detectar, evitar y gestionar los daños a las comunidades y el medio ambiente. Varias de nuestras organizaciones escribieron a CODE el 12 de agosto próximo pasado antes de su reunión sobre el Plan de Acción de la CFI para sugerir cambios, sin embargo el plan aún es deficiente:

  1. Falta de capacidad continua bajo los sistemas de supervisión de la CFI para evaluar los resultados de desarrollo, ambientales y sociales de los préstamos del sector financiero.
  2. Falta de verificación por terceros que podría contribuir a asegurar que las comunidades no asuman el costo si las normas son aplicadas de forma inadecuada.
  3. Problemas con la transparencia en torno a todas las inversiones de sub-clientes[2] que en parte se deben a la categorización incorrecta del riesgo de los proyectos, y en parte a una consideración inadecuada de las limitaciones de idioma y de acceso a la información de las personas afectadas, lo que les impide acceder al remedio por el daño causado.
  4. Fracaso para mejorar los acuerdos contractuales para asegurar que se cumplan las normas y descalificar a los intermediarios de financiamiento adicional en caso de que no hayan cumplido con las normas.
  5. Secuencia inadecuada de desarrollo de capacidades y de decisiones de inversión para clientes con baja capacidad para manejar los riesgos sociales y ambientales.

De todos modos, reconocemos que incluso las medidas que proponemos pueden ser insuficientes para abordar los problemas en cuestión. Para remediar esta situación, una vez más le instamos a comprometerse a desarrollar una nueva estrategia para las inversiones en el sector financiero, fundamentalmente a repensar la naturaleza, propósito, modalidades y límites de estas inversiones. En el desarrollo de una nueva estrategia para la inversión en el sector financiero, la CFI debería formular un proceso para recoger aportes independientes, realizar consultas participativas con las comunidades afectadas y dar lugar a una participación más amplia de las partes interesadas.

Aunque acogemos con satisfacción la oportunidad de seguir consultando con el personal de la CFI en estos temas, creemos que el Grupo del Banco Mundial debería dar un paso atrás y repensar su estrategia de préstamos de la CFI al sector financiero. Dada la mayor prioridad que se da al sector privado en la implementación de los objetivos de la Estrategia Corporativa del GBM, es esencial que estas inversiones no vayan en detrimento de sus objetivos de erradicar la pobreza extrema y promover la prosperidad compartida, así como también sean coherentes con los objetivos nacionales de desarrollo y las prioridades de los países para el desarrollo financiero. Vamos a enviar un informe más detallado a la CFI con nuestras preocupaciones, sin embargo, no encontramos que el enfoque de la CFI sea suficientemente ambicioso y quisiéramos discutir con Ud. nuestras ideas. Aguardamos una respuesta positiva de su parte así como tener la oportunidad de trabajar con Ud. para reformar el apoyo de la CFI al sector financiero de manera tal que lleve a mejores resultados para quienes viven en pobreza.

 

Atentamente,

Jesse Griffiths, Director, Eurodad, Belgium

Vijayan MJ, Director, Programme for Social Action, India

Peter Chowla, Coordinator, Bretton Woods Project, United Kingdom

Patrick Alley, Founding Director, Global Witness, United Kingdom

Ray Offenheiser, President, Oxfam America, on behalf of Oxfam International

Chad Dobson, Executive Director, Bank Information Center, United States

Carroll Muffett, CEO, Center for International Environmental Law, United States

Stephanie Fried, Executive Director, ‘Ulu Foundation, United States

Annelies Vilim, Director, Global Responsibility – Platform for Development and Humanitarian Aid, Austria

Heinz Hödl, Director, KOO – Coordination office of the Austrian’s Bishops Conference for Development and Mission, Austria

Eva Filzmoser, President, Nature Code, Austria

Arnaud Zacharie, Secretary General, CNCD-11.11.11, Belgium

Bogdan Vandenberghe, director, 11.11.11- The Coalition of the Flemish North-South movement”, Belgium

Juan Carlos Nuñez, Executive Director, Fundacion Jubileo, Bolivia

Eang Vuthy, Executive Director, Equitable Cambodia, Cambodia

Derek MacCuish, Executive Director, The Social Justice Committee of Montreal, Canada

Margarita Florez, Executive Director, Asociación Ambiente y Sociedad, Colombia

Alberto Arroyo, Coordinating Committee, Alianza Social Continental, Colombia

Jorge Coronado Marroquín, Representative, Comisión Nacional de Enlace, Costa Rica

Korinna Horta, Program Director, urgewald, Germany

Henry Morales López, Coordinator, Movimiento Tzuk Kim-pop, Guatemala

Mark Fodor, Executive Director, CEE Bankwatch Network, Hungary

Ramananda Wangkheirakpam, Director, Forum for Indigenous Perspectives & Action, India

Antonio Tricarico, New Public Finance programme coordinator, Re:Common, Italy

Mishiba Junichi, Secretary General, Friends of the Earth Japan, Japan

Koyu Furusawa, Chief Executive, Japan Center for a Sustainable Environment and Society, Japan

Visar Azemi, Coordinator, KOSID – Kosovo Civil Society Consortium for Sustainable Development, Kosovo

Chee Yoke Ling, Director, Third World Network, Malaysia

Mariana González Armijo, Researcher, FUNDAR – Analysis and Research Center, Mexico

Johan Frijns, Coordinator, BankTrack, Netherlands

Daniëlle Hirsch, Director, Both ENDS, Netherlands

Carlos Benavente Gómez, Representative, Centro de los Derechos del Campesino, Nicaragua

Piedad Mancero, Representative, Jubilee 2000 Ecuador Network, Ecuador

Adolfo Jose Acevedo Vogl, Coordinator, Coordinadora Civil, Nicaragua

Goergina Muñoz, Executive Director, Red Nicaragüense de Comercio Comunitario (RENICC), Nicaragua

César Gamboa, Executive Director, Derecho Ambiente y Recursos Naturales, Peru

Oriana Suárez, Coordinator, Latin American Network on Debt, Development and Rights, Peru

Jaybee Garganera, National Coordinator, Alyansa Tigil Mina, Philippines

Chris Kinyanjui, interim CEO, ActionAid International, South Africa

Alejandro González Fernández de Castro, Director, Inspiraction, Spain

Pablo José Martínez Osés, Director, Plataforma 2015 y Más, Spain

Bo Forsberg, Secretary General, Diakonia, Sweden

Thomas Hughes, Executive Director, Article 19, United Kingdom

Loretta Minghella, Chief Executive, Christian Aid, United Kingdom

Nick Dearden, Director, World Development Movement, United Kingdom

Natalie Bridgeman Fields, Executive Director, Accountability Counsel, United States

Kate Watters, Executive Director, Crude Accountability, United States

Erich Pica, President, Friends of the Earth US, United States

David Pred, Managing Associate, Inclusive Development International, United States

Jason Rainey, Executive Director, International Rivers, United States

Doug Norlen, Policy Director, Pacific Environment, United States

Janet Redman, Co-director, Sustainable Energy & Economy Network, United States

Collins Magalasi, Executive Director, African Forum and Network on Debt and Development, Zimbabwe

 

 

Cc:       Jin-Yong Cai, Vice-Presidente Ejecutivo de la CFI

Junta Directiva de la CFI y Alternos

Notas al pie

[1] Estas preocupaciones fueron expresadas en repetidas ocasiones a la CFI, incluso en reuniones en Washington en abril y octubre, en India en mayo y en Londres/Bruselas en julio.

[2] Organizaciones hondureñas y sus socios internacionales han presentado reclamos sobre la reciente falta de transparencia en torno a la participación de clientes de la CFI en la financiación del polémico proyecto hidroeléctrico Agua Zarca, el cual ha sido rechazado por pueblos indígenas cuyas protestas han sido violentamente reprimidas por las fuerzas de seguridad, resultando en la muerte de un manifestante. La transparencia también se planteó en el caso de la CAO contra el Fondo de Infraestructura de India presentado por Odisha Chas Parivesh Sureksha Parivesh.