Gobernanza de las IFI

Análisis

Estrategia del Banco Mundial: ¿Intento de innovación o más de lo mismo?

23 January 2014 | Traducción: Maria Eugenia Arzayús

En octubre de 2013 los gobernadores del Banco Mundial firmaron una nueva estrategia institucional llevándola con firmeza a la fase de ejecución (ver Observador Otoño de 2013). Al tiempo que el Banco tiene como objetivo reducir la pobreza absoluta en un 3 por ciento para el 2030 (ver Boletín 85), durante su reunión anual en octubre de 2013, Kim anunció una meta provisional de disminución de la pobreza del 9 por ciento para el año 2020. A principios de noviembre de 2013, el economista jefe del Banco Kaushik Basu concluyó diciendo que las políticas actuales no han sido suficientes para eliminar la pobreza por lo que “tenemos que estar preparados para innovar”.

Un documento en septiembre de 2013 de Matt Andrews, de la Universidad de Harvard, evaluó empíricamente la innovación del Banco en la reforma institucional del sector público y encontró que el Banco utilizaba un modelo de “talla única para todos los casos” diciendo: “Los proyectos y las intervenciones son notablemente similares en todos los conjuntos muy diferentes de países afectados”. En octubre de 2013, Jennifer del Rosario-Malonzo de la ONG IBON Internacional de las Filipinas sostuvo: “El Banco sigue siendo un campeón del capital privado, empujando el crecimiento ilimitado en un mundo polarizado de ricos y pobres, lo cual exacerba las desigualdades económicas, sociales y políticas”.

Un documento de información en noviembre de 2013 publicado por la ONG alemana Urgewald y la ONG de Chad Centro de Derecho del Interés Público, afirma que la estrategia del Banco Mundial centrada en: las asociaciones público-privadas, en una mayor toma de riesgos y en proyectos de transformación, “no es nueva”. Argumenta que el Banco: “Ignora la experiencia del proyecto Chad-Camerún en la construcción del oleoducto el cual se basó en los principales elementos de la nueva estrategia del Grupo del Banco Mundial.” El documento concluye diciendo que la estrategia “parece centrarse en gran medida en el fortalecimiento de la competitividad del Banco Mundial en un contexto mundial en evolución”.

Las reformas internas sólo son superficiales

El personal del Banco dijo a las ONGs en diciembre de 2013 que los Marcos de Colaboración Entre los Países (CPF – Country Partnership Frameworks), se llevarán a cabo a partir de julio de 2014 y que todos los CPFs deben basarse en los diagnósticos sistémicos nacionales (SCD – Systemic Country Diagnostics) – ver El Observador, Otoño de 2013. Con el objeto de realizar el trabajo en etapas, el SCD comenzó en algunos países seleccionados en diciembre de 2013, a pesar de que el Banco Mundial aún no había aprobado las directrices. Las ONGS plantearon la cuestión de cómo enfrentará el SCD los temas delicados como la corrupción y los derechos humanos y el Banco respondió que todavía estaba estudiando cómo resolver esos problemas.

El Banco Mundial implementará sus nuevas 14 Prácticas Globales en julio de 2014, dejando a un lado un nivel de gestión administrativa. Un miembro del personal del Banco que desea permanecer anónimo, se quejó: “Sólo hay algunos cambios en materia de presentación de informes, pero ningún cambio en la sustancia. Por ejemplo, hay unos 220 miembros del personal que tienen el título de “especialista en educación”, sin embargo… no están debidamente calificados para ayudar a los países a mejorar el aprendizaje de los estudiantes”.

 Antecedentes del sector privado

Desde 2005, la Corporación Financiera Internacional (CFI, el brazo del sector privado del Banco) ha estado utilizando el Sistema de Seguimiento para los Resultados del Desarrollo (DOTS – Development Outcome Tracking System), con el objeto de controlar el impacto en el desarrollo de todas sus inversiones y de su labor de asesoría. Las inversiones de la CFI reciben una calificación DOTS basada en la calificación resultante de una serie de indicadores cuantitativos y cualitativos en cuatro categorías: el desempeño financiero, el económico, el ambiental y social y el desarrollo del sector privado. El desglose completo de las contribuciones se dará a conocer en marzo de 2014.