El sector privado

Noticias

“Hoteles asequibles”: Los proyectos de lujo de la CFI con dinero para el desarrollo

10 October 2014 | Traducción:Maria Eugenia Arzayús

Luxury hotel room in Goa, India

En julio de 2014, la Corporación Financiera Internacional (CFI, el brazo del sector privado del Banco), aprobó una inversión de capital privado de US$21 millones en SAMHI Hoteles Privados Ltd., para sus operaciones hoteleras en la India. La empresa cuenta con siete hoteles en todo el país. Las propiedades de SAMHI son manejadas por operadores de hoteles internacionales, tales como el Hyatt, Marriott, Accor y Starwood.

En un comunicado de prensa, Vipul Prakash, director de la CFI para la manufactura, la agroindustria y los servicios para la región de Asia y el Pacífico, dijo que la inversión proveería “hoteles asequibles en los países con mayor turismo interno y rápido crecimiento de la clase media”. La CFI también dijo que la inversión generará alrededor de 2.600 puestos de trabajo (casi 800 para mujeres), aumentará la inversión en lugares de bajos ingresos en la India y creará vínculos para las cadenas de abastecimiento.

Sin embargo, en el informe de 2012, Las Instituciones Financieras Internacionales y el Turismo, publicado por la ONG Turismo Equitativo Hindú, se destacan las preocupaciones de larga data sobre las inversiones del Banco en proyectos turísticos en todo el mundo y se pone muy en duda que las inversiones en el turismo beneficien a las personas pobres: “Visten su apoyo para el turismo y los proyectos de infraestructura con el lenguaje del desarrollo sostenible, del medio ambiente y de la preservación de la cultura, la creación del empleo y el desarrollo económico local”, sin embargo, “tienen un mal historial de modelos de desarrollo turístico a gran escala en los países en desarrollo, los cuales han producido impactos negativos visibles”.

La CFI ha sido objeto de muchas críticas por invertir en hoteles de lujo en algunos de los países más pobres del mundo (ver Boletín mayo 2014, feb 2014, 86, 84). En agosto de 2014, la CFI afirmó que había invertido US$2 mil millones en más de 270 proyectos hoteleros en todo el mundo.

¿Reducción de la pobreza en Birmania?

En Birmania (también conocida como Myanmar) la CFI ha sido criticada por invertir en hoteles de lujo que no benefician directamente a los más pobres, y por no cumplir con sus propias salvaguardias ambientales y sociales. La inversión de la CFI incluye un préstamo de US$80 millones para los apartamentos Traders & Shangri-La (ver Boletín feb 2014); un préstamo de US$8,5 millones para Bagan Lodge, Sanctum Inle Resort y Yangon Building; y US$75 millones en deuda y capital propio para un terreno de 10 acres con hoteles, oficinas, locales comerciales y espacios residenciales.

Rachel Wagley de la ONG Campaña de Estados Unidos para Birmania comentó: “Las propuestas de préstamos de la CFI están planteando serias dudas sobre su misión de aliviar la pobreza en Birmania. La construcción de hoteles de lujo es una forma muy extraña de empoderar a las personas  más desfavorecidas de la población, en un país donde más de un cuarto de la población vive por debajo del umbral nacional de la pobreza”.