Gobernanza de las IFI

Antecedentes

Guía de la Oficina de Evaluación Independiente

16 February 2015 | Al interior de las instituciones | Traducción: Maria Eugenia Arzayús

La Oficina de Evaluación Independiente (OEI) del FMI, fue creada en 2001, para: “realizar investigaciones y evaluaciones sobre cuestiones de interés encaminadas a cumplir con el mandato del FMI”, así como para que realizara su trabajo “en forma independiente de la gerencia del FMI, de los miembros de su personal y en forma distanciada de la Junta Directiva del FMI.” El establecimiento de la OEI fue el resultado de muchos años de discusiones a nivel de la Junta, y de la continua petición de la sociedad civil por un organismo independiente de evaluación, a fin de aumentar la transparencia y la rendición de cuentas del FMI. Las evaluaciones de la OEI han tenido un impacto significativo en las políticas del FMI y en las percepciones de su función. Importantes estudios incluyen las evaluaciones de las respuestas del FMI a la crisis argentina a comienzos de la década de los 2000 y, más recientemente, su evaluación sobre las Reservas Internacionales: El FMI, preocupaciones y las perspectivas de los países. La OEI generalmente publica dos evaluaciones al año. A la fecha ha producido 24 evaluaciones y, más recientemente en noviembre de 2014, Respuesta del FMI a la Crisis Financiera y Económica. La OEI informa a la Junta Directiva del FMI y no a la directiva.

Estructura y personal de la OEI

La Oficina de Evaluación Independiente cuenta actualmente con 11 funcionarios y es requisito que la mayoría no procedan del FMI. El director actual es Moisés Schwartz, un macroeconomista que anteriormente se desempeñó como director de la Comisión Nacional de Ahorro para el Retiro en México, y como jefe de investigación del Banco de México. El director es nombrado por la Junta Directiva del FMI por un período no renovable de seis años y no es elegible posteriormente para trabajar con el FMI. Sus responsabilidades incluyen la selección del personal de la OEI y la elaboración del presupuesto. El presupuesto de la OEI corresponde al 0,5 por ciento del presupuesto del FMI y, por lo tanto, es significativamente inferior al presupuesto de organizaciones equivalentes en el Grupo del Banco Mundial (el presupuesto del Grupo de Evaluación Independiente del Banco Mundial asciende a 1,2 por ciento del presupuesto del Banco).

Proceso de Evaluación de la OEI

El ciclo de la evaluación de la Oficina de Evaluación Independiente consta de ocho etapas: 1) consulta sobre el programa de trabajo, 2) preparación de un documento de exposición de problemas, 3) investigación, 4) preparación del informe de evaluación, 5) debate del informe en la junta, 6) plan de ejecución para la gerencia, 7) seguimiento del plan de ejecución por parte de la junta y 8) actividades de evaluación posteriores.

En las dos primeras etapas se busca activamente la participación de las autoridades de los países, de los directores ejecutivos y de otros funcionarios del FMI así como de las partes interesadas externas, tanto sobre temas del asunto principal, como sobre temas de informes futuros. Una vez que se seleccionan los principales asuntos a evaluar, la investigación se lleva a cabo examinando los documentos del FMI y realizando encuestas, entrevistas y grupos focales. En la tercera fase, el borrador del informe es enviado a los funcionarios del FMI para verificar la exactitud de los hechos antes de su publicación.

La publicación del informe es seguida de otros tres pasos. Tras las deliberaciones de la junta de la OEI, los funcionarios y la gerencia del FMI elaboran un Plan de Ejecución para la Gerencia (MIP – Management Implementation Plan) (en vigor desde 2006), donde se señalan las recomendaciones a seguir. Por último, el Informe de Seguimiento Periódico Anual (PMR – Periodic Monitoring Report) evalúa el grado en que las recomendaciones del informe han sido cumplidas. El PMR es realizado exclusivamente por la directiva del FMI y sólo evalúa la aplicación de las recomendaciones de la evaluación de la OEI que la junta había aceptado. A menudo los Informes de Seguimiento Periódicos cubren varias evaluaciones.

Rendición de cuentas por parte de la OEI

Los Términos de Referencia de la Oficina de Evaluación Independiente requieren que ésta sea el objeto de evaluaciones externas. La primera evaluación tuvo lugar en el 2005, con el Informe Lissakers realizado por Karin Lissakers, ex Directora Ejecutiva de Estados Unidos ante el FMI. Resultados principales incluyeron preguntas relativas a la independencia de la OEI del FMI. Varias medidas fueron recomendadas para mejorar la eficacia de la OEI, tales como la introducción de los Planes de Ejecución para la Gerencia (MIPs), los Informes de Seguimiento Periódico (PMRs) y otras medidas para proteger la independencia de los funcionarios de la OEI respecto al FMI. Algunas de las medidas propuestas, tales como los MIPs y los PMRs, fueron incorporadas al ciclo de evaluación.

La segunda evaluación externa fue presidida por José Antonio Ocampo en 2013, de la Universidad de Columbia y ex ministro de hacienda de Colombia. La evaluación encontró que, aunque la OEI había contribuido positivamente a la credibilidad externa del FMI, el proceso de aplicación de las recomendaciones derivadas de las evaluaciones “no estaba funcionando bien”. Esta evaluación sugirió que se omitiera el mandato por parte de la OEI de “promover una mayor comprensión de la labor del FMI” y, que también se aumentara el presupuesto de la OEI. Después del Informe Ocampo la OEI empezó a producir revaluaciones de las evaluaciones ya publicadas. Estas revaluaciones se utilizan para evaluar la validez de las evaluaciones y la medida en que las recomendaciones siguen siendo válidas. Hasta la fecha ya se han publicado cuatro de estas actualizaciones.

La consulta de la OEI

Los miembros de la sociedad civil y otras partes interesadas pueden aportar contribuciones a las evaluaciones de la Oficina de Evaluación Independiente de tres maneras. La OEI invita a las consultas sobre los temas de evaluación a través de sus publicaciones sobre temas propuestos para la evaluación a mediano plazo. También realiza consultas sobre el documento de trabajo pertinente antes del comienzo de la investigación para una evaluación individual. Las evaluaciones externas periódicas de la OEI, que ahora se producen cada cinco años, también ofrecen a las partes interesadas la oportunidad de formular observaciones sobre el funcionamiento y la eficacia de la OEI.