Condicionalidad

Análisis

¿Es indispensable el FMI?

21 August 2015

Snapshot of IMF loans; credit: IMF

 Este blog fue publicado por primera vez por el Financial Times beyondbrics el blog el 11 de mayo de 2015.

Después de la llegada del Banco Asiático de Inversión en la Infraestructura (AIIB por su sigla en inglés) se escribieron obituarios para el Banco Mundial. La pregunta tácita es: ¿Sigue Estados Unidos dispuesto y es capaz de liderar el sistema mundial para la gestión de los asuntos económicos? Por otro lado, el Fondo Monetario Internacional (FMI), la otra institución de Bretton Woods con sede en Washington, muestra una historia diferente. Parece que el FMI está a punto de empezar una tercera época, donde será indispensable, introduciendo las reformas a la economía mundial que ahora son consideradas necesarias en el “nuevo mediocre”.

La atención está en considerar si las instituciones de Bretton Woods y el liderazgo mundial de Estados Unidos están en declive. El peligro de que el Banco Mundial se vuelva irrelevante fue advertido en un editorial del Financial Times, situación que ha venido empeorando desde el momento en el que el banco AIIB atrajo fuertes aliados en Washington. Esto al mismo tiempo, distrajo de la profunda evolución del vecino. El FMI salió fortalecido de la crisis financiera mundial, al tiempo que el debate sobre el banco AIIB distrajo la atención del FMI que desea convertirse en el abanderado de un “nuevo multilateralismo”.

Larry Summers, profesor de la Universidad de Harvard, comenta sobre las consecuencias de la gobernanza disfuncional de la élite de Estados Unidos, la cual no incorporó la creciente importancia económica de China, mediante la vinculación de la AIIB con la fecha límite de la reforma del FMI. El Banco Mundial está atado a “las restricciones generalizadas en los proyectos de infraestructura”, a diferencia de sus nuevos rivales. Más fundamentalmente, el Congreso dominado por los republicanos insiste en bloquear las reformas ya convenidas por el FMI, que permitirían “a los países como China y la India el tener una mayor proporción de los votos, más acorde con su nuevo poder económico”. La postura de los legisladores es exagerada y anticuada.

Independientemente de si los chinos están demostrando debilidad más que fortaleza con la participación de aliados estadounidenses, según argumentó en marzo de 2015, Alan Beattie, economista internacional y editor del Financial Times , el destino del Banco Mundial y del FMI no están entrelazados. Mientras que el Banco Mundial lucha por redefinir su papel y su preeminencia, el FMI está mirando hacia adelante. El bloqueo de la reforma de la gestión de gobierno del FMI, producido por un Congreso demasiado enfocado en sí mismo, de hecho, ha dejado imperturbable el veto de Estados Unidos sobre el FMI y su Junta Directiva. Aunque hay pocas posibilidades de un avance en el futuro previsible, el FMI no está sumido en la misma crisis de legitimidad del Banco, aunque los mismos dirigentes del FMI afirman que la reforma es algo fundamental para su eficacia y legitimidad.

Desde su recuperación institucional en 2010, el FMI ha pasado a primer plano en las cuestiones de política tradicionalmente consideradas más allá de su competencia y atribuciones. El FMI también ha aumentado sus funciones básicas. Durante ese tiempo ha firmado más de 35 acuerdos nuevos, al tiempo que ha jugado un papel muy importante en la respuesta a la crisis de la Eurozona, o sea, su papel ha sido muy relevante. Su supervisión ahora incluye una gran intromisión en los sectores financieros nacionales, y pronunciamientos a través de sus análisis periódicos en Spillovers donde analiza los efectos secundarios sistémicos sobre los países, las regiones y sobre la estabilidad económica en el mundo. El FMI también se ha reinventado a sí mismo como centro de debate sobre el papel de las mujeres en la economía, sobre el desafío económico de la desigualdad, la urgente reforma de la política energética para la mitigación del cambio climático y la sostenibilidad fiscal, e incluso la forma de enfrentarse a las pandemias para evitar el contagio económico.

La importancia de la misión del FMI es revelada en una frase del último comunicado de su comité ejecutivo, el Comité Monetario y Financiero Internacional (IMFC por su sigla en inglés). El Comité instó al FMI a adoptar “un nuevo multilateralismo para un futuro sostenible”. Esta posición mostró cómo la función fundamental del FMI está evolucionando para sostener la economía mundial. Summers revela la naturaleza trascendental de estos cambios, evolucionando del sistema actual, el cual “pone la carga del ajuste en los “países prestatarios” a favor de “un sistema simétrico, donde la presión también se ejerce en los “países con excedentes”. Por otro lado, a diferencia de los muchos imitadores del Banco Mundial, en la actualidad no existe ninguna alternativa viable del FMI. Esta institución también proporciona bienes públicos mundiales, tales Aun así, las reformas de gobierno consideradas para el FMI son tímidas. Es así como las decisiones del FMI seguirán siendo un acuerdo entre los países más ricos y tal vez sea esta la característica, por encima de todas las demás, la que garantizará su futuro.

Este año es ampliamente considerado como el año que determinará la siguiente generación económica, el desarrollo y los objetivos climáticos, a través de la Cumbre de la Financiación para el Desarrollo de la ONU celebrada en julio, la Cumbre de los Objetivos de Desarrollo Sostenible en septiembre, y la Conferencia sobre el Cambio Climático (COP21) en diciembre. En su cumbre semestral en junio de 2015, el IMFC desafió al FMI a “construir un nuevo marco global para el desarrollo sostenible hasta 2030 y más allá”. El FMI debe resolver el problema de la “resilencia macro-financiera, ayudar a enfrentar los vacios de la infraestructura, mejorar la creación de capacidades, y promover el crecimiento inclusivo”, sobre la base de su labor en materia de género, de la desigualdad, la salud e incluso los estados frágiles. Al igual que el FMI encontró un nuevo papel después de que el choque de Nixon puso fin al Sistema de Bretton Woods, es posible que esté comenzando una nueva era para el FMI y para todos, aunque parece que pocos se estén dando cuenta.


Sargón Nissan, es Director del Programa del FMI y Finanzas en el Proyecto Bretton Woods.