Gobernanza de las IFI

Noticias

Llamadas al Banco Mundial para que suspenda la financiación a Honduras en medio de las continuas preocupaciones sobre los derechos humanos

21 July 2016 | Traducción:Maria Eugenia Arzayús

En su discurso de abril de 2016, abordando la cuestión de los abusos ambientales y de derechos humanos y los desplazamientos resultantes de los proyectos de grandes represas, el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, declaró: “no se puede hacer el tipo de trabajo que estamos tratando de hacer, sin que sucedan algunos de estos incidentes”.

A mediados de mayo de 2016, más de 300 organizaciones de la sociedad civil (OSCs) e individuos, respondieron con una carta al presidente del Banco, Kim, rechazando su declaración y pidiendo una disculpa. Ellos criticaron las declaraciones de Kim con respecto a la situación en Honduras y el reciente asesinato de Berta Cáceres, una líder de los derechos indígenas del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH) (ver Observador Primavera 2016). El Banco Mundial publicó una “Hoja de datos” para “dejar las cosas claras” con respecto a la intervención de Kim, sin embargo, cinco de los firmantes de las OSCs respondieron en una carta pública que la declaración de Kim era “objeto de diferentes interpretaciones” señalando que varias otras cuestiones planteadas en la carta original no habían sido abordadas.

En una carta por separado para Kim a finales de mayo de 2016, los movimientos sociales hondureños y organizaciones de los pueblos indígenas, incluyendo a COPINH, argumentaron que sus declaraciones “justificaban graves violaciones y demostraban una contradicción fundamental con el mandato del Banco Mundial… no es posible hacer el trabajo que usted está obligado a hacer cuando ocurren crímenes como éste”. Las organizaciones pidieron al Banco que “suspendiera la financiación a Honduras”, argumentando que “Mientras que el gobierno de Honduras cada día cometía injusticias… el Banco Mundial continuaba financiando las inversiones que llevaban a la militarización del país, la destrucción del medio ambiente, la marginación, el desplazamiento, la violencia, la pobreza y la muerte en las comunidades más vulnerables”.

En un blog del Centro de Recursos de Negocios y Derechos Humanos de mayo de 2016, Natalie Bridgeman Campos y Siddharth Mohansingh Akali de Accountability Counsel dijeron que “los abusos de derechos son a menudo una opción entre contravenir las propias políticas de salvaguardia ambiental y social del Banco o cumplir con los marcos de rendimiento. Las declaraciones del presidente Kim parecen tolerar esta falsa elección entre los derechos y el desarrollo”.