Derechos

Noticias

La OEI concluye que el FMI sigue “estándares nebulosos” en su compromiso con la protección social

13 November 2017 | Traducción:Gustavo Alzugaray

La Oficina de Evaluación Independiente (OEI) del FMI (véase el Observador de invierno de 2015) publicó su último informe, El FMI y la protección social, en julio, sobre las sugerencias de políticas en materia de protección social del FMI. El informe concluyó que el enfoque de los objetivos del FMI no ‘engrana bien’ con la visión universal basada en los derechos humanos de los organismos de la ONU. El documento afirma que la protección social no ha sido “una parte explícita del mandato del FMI” y que ha quedado fuera de su “tradicional enfoque ‘centrado en lo fiscal’” y de su pericia. El informe adoptó una definición ajustada de protección social, revisando solo los instrumentos políticos que ofrecen beneficios en efectivo o en especie a personas u hogares vulnerables. Esta contrasta con la definición más amplia de la ONU, que incluye las políticas a largo plazo, tales como el gasto público en salud y educación.

De acuerdo a Peter Bakvis, de la Confederación Sindical Internacional (CSI), el informe no evalúa la efectividad del enfoque del Fondo ni si sus programas realmente producen mejores resultados en los países.

La OEI concluyó que, aunque el tipo de políticas que aprobó el Fondo fueron coherentes en general, en su mayor parte cortando subsidios y apuntando a las redes de protección social, el grado de compromiso del FMI varió significativamente. El documento concluyó que los “factores idiosincrásicos” tuvieron su influencia, al observar que la participación del Fondo a menudo se debió a la “pericia y al interés” del personal del país. El informe recomendó una revisión y clarificación de estos “estándares nebulosos”, incluso en el próximo proceso interino de revisión de vigilancia integral del Fondo.

Estos hechos dejan cada vez más al FMI com el “raro en su actitud hacia la protección social”.Peter Bakvis, ITUC

Falta de colaboración interinstitucional

La OEI indagó la colaboración entre el FMI y otras instituciones y descubrió que casi el 75% del personal del FMI encuestado declaró que hubo “una interacción mínima o nula con los organismos de la ONU” y que los recientes esfuerzos de colaboración del FMI no fueron “muy exitosos”. En una reacción aparentemente contradictoria al informe, la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, dijo que “gran parte de la colaboración con [estas instituciones] ha sido constructiva”. El principal desafío encontrado para una mayor colaboración interinstitucional fue la brecha entre el enfoque de los objetivos del Fondo para la protección social y el enfoque universal basado en los derechos humanos de la ONU. La OEI lo describió como una “diferencia en puntos de vista”. Según Bakvis, dejando al FMI como “el raro en su actitud hacia la protección social”.

En respuesta a las recomendaciones de la OEI, la junta del FMI acordó en julio establecer un marco estratégico claro para guiar la participación futura del Fondo en la protección social, a través de una “visión institucional” aprobada por la junta, el documento de orientación de más alto nivel del Fondo. Resta saber si esto establecerá límites claros, esbozará cuándo delegar en la pericia de otras organizaciones y desarrollará un enfoque coherente con lo que el Fondo considera ‘macro-crítico’.