Servicios sociales

Noticias

Las OSC piden al Banco Mundial que abandone su agresivo apoyo a las APP

11 January 2018 | Translated by: Gustavo Alzugaray

En octubre, antes de las reuniones anuales del Banco Mundial y el FMI en Washington DC, 152 organizaciones de la sociedad civil (OSC), incluidas Rivers Without Borders Mongolia y el Consejo Laboral Afrocolombiano de Colombia, lanzaron el Manifiesto de la Campaña Mundial contra las Asociaciones Público Privada (APP). El manifiesto describía las serias preocupaciones de los firmantes con las APP en general y la presentación del Banco Mundial de las APP como una panacea para la brecha de financiamiento de la infraestructura social y económica mundial. El manifiesto exigía que el Banco, el FMI y otros bancos multilaterales de desarrollo (BMD) “detengan la agresiva promoción e incentivo de las APP para la infraestructura social y económica y reconozcan públicamente los riesgos financieros y de otro tipo que conllevan”. El manifiesto también instaba “a todos aquellos preocupados por la justicia, la igualdad, la sostenibilidad y los derechos humanos a resistir la usurpación de las APP y presionar … por servicios públicos de alta calidad, financiados con fondos públicos, democráticamente controlados y responsables”.

Tal como se detalla en el informe de octubre de la OSC Eurodad, con sede en Bruselas, Defusing the ticking time bomb [Desactivar la bomba de tiempo], el manifiesto se desarrolló en el contexto de un fuerte impulso de los BMD a las APP, a pesar de sus potenciales consecuencias negativas serias, como sus mayores costos en comparación con los proyectos financiados con préstamos públicos, su impacto en el acceso equitativo a los servicios públicos y su impacto fiscal a través de la creación de pasivos contingentes ocultos (véase el Observador de Otoño de 2015). Como señaló Nancy Alexander, de la Heinrich Böll Foundation, en su blog Beware the Cascade, las APP forman un pilar importante de la nueva estrategia de cascada del Banco para evitar el riesgo a las inversiones del sector privado con el fin de respaldar las aspiraciones de pasar de miles de millones a billones de los BMD (véanse el Observador de Otoño de 2017 y el de Verano de 2017).