Derechos

Noticias

El Banco Mundial publica notas orientativas sobre el MAS revisadas para los prestatarios

24 July 2018 | Traducción: Gustavo Alzugaray

El Banco Mundial publicó sus Notas Orientativas Revisadas para los Prestatarios a fines de junio, después de recibir un total de más de 3.000 comentarios de organizaciones de la sociedad civil (OSC) y otros sobre versiones preliminares de las notas durante un período de comentarios que finalizó en diciembre (véase el Observador de Primavera de 2018).

Las notas están diseñadas para proporcionar a los gobiernos y demás prestatarios orientación sobre la implementación de los diez estándares que forman las nuevas salvaguardias del Marco Ambiental y Social (MAS) del Banco Mundial, que se pondrán en práctica a partir de octubre. A pesar de que, durante el período de consulta de cuatro años sobre el MAS 2012-2016, el Banco aseguró de forma reiterada que las notas ayudarían a abordar las preocupaciones expresadas por las OSC sobre la posible dilución de las salvaguardias del Banco (véase el Observador de Otoño de 2016), las notas aún no abordan asuntos clave planteados por las OSC.

Por ejemplo, en respuesta a los comentarios recibidos sobre la nota orientativa sobre Pueblos Indígenas (ESS7), que sugería hacer referencia explícita a los mecanismos internacionales de derechos humanos, el Banco señaló en su matriz de respuesta (donde detallaba cómo abordó todos los comentarios): “Un enfoque basado en los derechos humanos está fuera del alcance del MAS”. Esto parece validar las críticas dirigidas al Banco en 2015 por el relator especial de la ONU sobre la extrema pobreza y los derechos humanos, Philip Alston, de que “el Banco Mundial es actualmente una zona libre de derechos humanos” (véase el Observador de Invierno de 2016).

De manera similar, en respuesta a los comentarios de que el MAS debería hacer más para alinear las notas con los compromisos de los países con el Acuerdo Climático de París, la matriz de respuesta señaló: “El Banco Mundial no participa en la aplicación ni en el monitoreo del Acuerdo de París”.

Mientras tanto, una declaración de la Confederación Sindical Internacional (CSI) con sede en Estados Unidos afirmó que “el Banco Mundial enfrentó críticas por no incluir las normas laborales básicas universales de la Organización Internacional del Trabajo en la salvaguardia. La nota orientativa llena parcialmente este vacío, pero la salvaguardia aún no protege completamente los derechos sindicales en muchos países”.