Derechos

Noticias

Proyecto del Banco Mundial en China desata preocupaciones sobre ‘crímenes contra la humanidad’

6 November 2019 | Traducción:Gustavo Alzugaray

En agosto, el Banco Mundial declaró que había recibido una serie de consultas sobre su proyecto educativo de USD 50 millones de 2015 en Xinjian, China, y anunció que está “investigando activamente las cuestiones planteadas”. La investigación fue motivada por una carta de legisladores estadounidenses de agosto en la que se alegaba que el gobierno chino está internando a más de un millón de uygures, kazajos y otros musulmanes turcos en campos masivos de internación. En la carta se expresa preocupación acerca de si los fondos del préstamo del proyecto podrían haberse utilizado “en el sistema de internación masiva o para la internación involuntaria de minorías étnicas para la ‘educación vocacional’”.

Después de la carta, la revista Foreign Policy informó que las escuelas que se beneficiaron del proyecto del Banco habían comprado USD 30.00 en “alambre de púas, lanzadores de gas y armaduras corporales”, señalando que no estaban claras las fuentes de ese financiamiento y que, en julio, un empleado del Banco realizó varias advertencias que “pasaron desapercibidas”. James Millward, de la Universidad de Georgetown, comentó al periódico británico The Independent que “la probabilidad de que algún proyecto financiado por el Banco Mundial se asocie con campos de concentración, o entidades que dirigen directamente los campos, es alta”.