Derechos

Noticias

Resurgen preocupaciones sobre los derechos laborales en la respuesta de la CFI al Covid-19

31 July 2020 | Traducción:Gustavo Alzugaray

La Corporación Financiera Internacional (CFI), el brazo del sector privado del Banco Mundial, se enfrentó a llamamientos para esbozar su enfoque de las medidas de salud, seguridad en el trabajo y protección social en una carta conjunta de grupos de derechos humanos enviada en mayo.

La carta se presentó cuando la CFI asignó USD 8.000 millones de financiación para responder a la pandemia del Covid-19, de los cuales USD 6.000 millones se desembolsarán a través de intermediarios financieros y USD 2.000 millones para apoyar a sus clientes actuales en las industrias de infraestructura, industrias, agricultura y servicios (véase el Dispatch de Primavera de 2020).

La carta, dirigida al director ejecutivo de la CFI, Philippe Le Houérou, esbozaba recomendaciones para garantizar que su respuesta al Covid-19 vaya en línea con las Normas de Desempeño de la CFI y las normas internacionales vinculantes sobre trabajo y derechos humanos. Instó a la CFI a que publicara una estrategia en la que se detallara cómo está apoyando a los clientes a aplicar licencias remunerada por enfermedad y familia, protección laboral, cuidado de niños y atención de la salud proporcionados por los empleadores, salud y seguridad en el trabajo y reducción no discriminatoria. La CFI no ha revelado públicamente si los clientes que reciben financiación para responder al Covid-19 están obligados a adoptar estas medidas.

La pandemia del Covid-19 ya ha tenido un impacto devastador en millones de trabajadores en empleos precarios e informales, en particular mujeres. Komala Ramachandra, de la organización estadounidense Human Rights Watch, dijo: “La CFI debe actuar de manera rápida y transparente para apalancar fondos de alivio para ayudar a los millones de trabajadores conectados con su sector privado y sus clientes intermediarios financieros”.

La CFI se ha enfrentado a viejas críticas por su historial en cuanto a los derechos de los trabajadores que, algunos temen, se verá exacerbado por la pandemia (véase el Observador de Invierno de 2018 y el de Primavera de 2018).