Gobernanza de las IFI

Noticias

Cambios en la cúpula de la CFI y su mecanismo de rendición de cuentas

20 November 2020 | Traducción:Gustavo Alzugaray

El brazo financiero privado del Banco Mundial, la Corporación Financiera Internacional (CFI), y su mecanismo independiente de rendición de cuentas, el Defensor del Pueblo (CAO, por su sigla en inglés), sufrirán cambios en el liderazgo en un momento en que el enfoque del Banco Mundial para la aglomeración en el sector privado en el desarrollo se ha vuelto cada vez más polémico a la luz de múltiples crisis desencadenadas por la pandemia de Covid-19 (véase el Observador de Primavera de 2020).

El director ejecutivo CFI, Philippe Le Houérou, anunció a través de Twitter el 7 de junio que renunciará a su cargo, a partir del 1 de octubre (véase el Observador de Verano de 2020). Tal como se informó en Africa Intelligence el 18 de agosto, Mari Pangestu, la nueva directora gerente de políticas y asociaciones de desarrollo del Banco Mundial, presidirá el panel de reclutamiento para su sustitución.

Un llamado a la elección de la primera mujer para el puesto se hizo en un artículo de agosto en la publicación política estadounidense The Hill, donde ex altos funcionarios del Banco Mundial pidieron que la administración estadounidense utilizara su influencia significativa en el proceso para nominar a una mujer africana para el puesto. Un blog del 21 de julio del grupo de expertos Center for Global Development, de Estados Unidos, también pidió la inclusión de una mujer en la lista de candidatos. El blog subrayó que “este es un momento para que el presidente [del Banco Mundial] David Malpass y los accionistas pongan en primer lugar las calificaciones, la experiencia y la trayectoria demostrada”.

La salida de Le Houérou coincide con la sustitución del vicepresidente del CAO, Osvaldo L. Gratacós, quien concluye su mandato a finales de diciembre de 2020.

Además de tomar el timón bajo el entorno desafiante de la pandemia de Covid-19, el nuevo director de la CFI y vicepresidente del CAO será responsable de la supervisión de la aplicación de las recomendaciones de una revisión de la responsabilidad ambiental y social de la CFI y de la eficacia del CAO (véase el Observador de Otoño de 2020).