Finanzas

Noticias

Primera reunión de bancos públicos de desarrollo del mundo no logra llegar a compromisos concretos

25 January 2021 | Traducción:Gustavo Alzugaray

Rémy Rioux (left), chief executive officer of AFD, opens the Finance in Common Summit on 11 November. Photo copyright: AFD/Alain Goulard.

Las organizaciones de la sociedad civil (OSC) quedaron, en gran medida, frustradas cuando la primera cumbre mundial de los bancos de desarrollo público no dio nueva vida a un sistema multilateral que se enfrenta a múltiples crisis (véase el Dispatch Annuals 2020).

La Cumbre de Finanzas en Común tuvo lugar los días 11 y 12 de noviembre junto con el Foro de Paz de París y fue organizada por el banco francés de desarrollo Agence Fran-aise de Développement, con el objetivo de unir “a toda la comunidad financiera en apoyo de la acción común por el clima y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas”. La cumbre incluyó a 450 bancos públicos de desarrollo (BPD) que emitieron una declaración general el 12 de noviembre. Aunque la declaración incluía un texto prometedor sobre los BPD que alineaban sus finanzas con el Acuerdo de París y los ODS, no contenía compromisos con plazos determinados que obligaran a los bancos a emprender esas acciones. Además, varios bancos multilaterales de desarrollo (BMD), incluido el Banco Mundial, no se unieron como signatarios, a pesar del carácter no vinculante de la declaración.

En respuesta a la declaración, Lidy Nacpil, del Movimiento Popular Asiático sobre la Deuda y el Desarrollo, señaló: “Los movimientos del Sur y las organizaciones de los pueblos de todo el mundo enviaron un mensaje claro y urgente a las instituciones financieras públicas reunidas en la cumbre de que se debían tomar medidas concretas e inmediatas para poner fin al financiamiento público de los combustibles fósiles. También pidieron la cancelación de la deuda para los países en desarrollo. La … Declaración ni se acerca a estos llamados”.

Sin compromisos reales con el desarrollo comunitario, el respeto de los derechos de los pueblos indígenas, la protección de los defensores que alzan su voz en torno a las actividades financiadas por los BPD o un enfoque basado en los derechos en general, cualquier discurso sobre el desarrollo inclusivo es sólo eso: palabras.Mark Fodor, Coalition for Human Rights in Development

Los bancos europeos toman nuevas medidas tentativas hacia la detención gradual de los combustibles fósiles

Las 15 instituciones de financiamiento para el desarrollo (IFD) bilaterales europeas anunciaron antes de la cumbre que sus miembros “excluirán el financiamiento nuevo del carbón y el combustible, y… limitarán el financiamiento de combustibles fósiles a proyectos alineados con París hasta que los excluya por completo, a más tardar, en 2030”. Mientras tanto, el consejo del Banco Europeo de Inversiones (BEI) aprobó su Hoja de Ruta Climática del Banco 2021-2025 el 10 de noviembre, en la que se describe cómo planea alinearse con el Acuerdo de París.

Las OSC criticaron estos esfuerzos por no ir lo suficientemente lejos. Laurie van der Burg de Oil Change International señaló: “Al permitir la continuación del financiamiento del gas hasta 2030 y dejar opciones abiertas para el financiamiento del gas más allá de 2030, las IFD europeas claramente no están afrontando la emergencia climática”. Por su parte, la OSC belga Counter Balance sostuvo que la hoja de ruta del BEI “carece de ambición” y contiene lagunas que permiten la inversión continua en actividades que consumen mucho carbono.

A pesar de sus deficiencias, estas instituciones se mantienen a la vanguardia en comparación con sus BPD pares, incluido el Banco Mundial, que estuvo en gran medida ausente de las discusiones sobre el clima a lo largo de la cumbre, lo que plantea dudas sobre sus afirmaciones de ser un líder climático entre los BMD.

Los bancos se quedan cortos en la recuperación justa basada en los derechos humanos

Aunque la declaración conjunta se comprometió a “tener en cuenta el imperativo de una transición justa, inclusiva y basada en los derechos”, muchas OSC se mostraron decepcionadas por las propuestas.

Si bien las organizaciones de derechos de las mujeres, incluida la mexicana Equidad de Género: Ciudadanía, Trabajo y Familia, preparó un informe conjunto antes de la cumbre con recomendaciones para que los BPD apoyaran los principios de las finanzas feministas, ninguna de ellas fue adoptada. Cinco redes de OSC, entre ellas APMDD y Third World Network, emitieron una respuesta conjunta en la que mostraban su preocupación por que la declaración dependía en gran medida de las finanzas del sector privado, sin compromisos para fortalecer los servicios de salud pública y sin respuesta a la crisis de la deuda soberana (véase el Dispatch Annuals 2020).

Los grupos de derechos humanos tampoco se vieron impresionados por la falta de acción en apoyo de los defensores y las defensoras de los derechos humanos y la exclusión de las comunidades afectadas por los proyectos de desarrollo de la cumbre y emitieron una declaración conjunta de la OSC. Mark Fodor, de la Coalition for Human Rights in Development, dijo: “Sin compromisos reales con el desarrollo comunitario, el respeto de los derechos de los pueblos indígenas, la protección de los defensores que alzan su voz en torno a las actividades financiadas por los BPD o un enfoque basado en los derechos en general, cualquier discurso sobre el desarrollo inclusivo es sólo eso: palabras”.