Finanzas

Noticias

Una investigación de la sociedad civil revela que el Banco Mundial sobreinformó el financiamiento para la adaptación

2 June 2021

El Banco Mundial ha sido acusado de informar drásticamente en exceso su financiamiento para la adaptación climática en el informe, publicado por CARE Denmark y CARE Netherlands en enero, Climate Adaptation Finance: Fact or fiction? El informe, que evaluó el financiamiento para la adaptación climática informada por los donantes para 112 proyectos en seis países, entre 2013-2017, constató que en 16 proyectos del Banco Mundial evaluados había un exceso neto de información de USD 832 millones.

El informe plantea preguntas incómodas para los directores del Banco Mundial sobre la credibilidad de los métodos de contabilidad de las finanzas climáticas del Banco, así como sus compromisos de ampliar su financiamiento climático entre 2021 y 2025. El Banco se comprometió previamente a proporcionar USD 100.000 millones en financiamiento directo durante este período de cinco años, de los que el 50% se destinaría a financiamiento de la adaptación (véase el Observador de Primavera de 2019).

Como señala el informe, sigue existiendo una brecha de transparencia en la presentación de informes financieros para adaptación por parte del Banco y otros bancos multilaterales de desarrollo, ya que “su metodología en profundidad y las pruebas detrás de sus cifras de financiamiento para el clima siguen siendo inéditas”.

En el informe se perfilaron dos proyectos del Banco Mundial. El Banco Mundial comprometió USD 500 millones a un proyecto de reconstrucción de viviendas en Nepal entre 2015 y 2017, de los cuales USD 428 millones se informaron como financiamiento para la adaptación. Sin embargo, una investigación en el país llevada a cabo por Prakiti Resources Centre concluyó: “Los objetivos del proyecto y los resultados declarados se centran abrumadoramente en la reconstrucción resistente a los terremotos y, por lo tanto, responden a un riego tectónico no relacionado con el cambio climático”.

Según el informe, el proyecto informó en exceso un financiamiento para adaptación de USD 328 millones. Del mismo modo, un préstamo de USD 600 millones del Banco Mundial para seguridad productiva rural en Etiopía, en 2017, incluyó USD 313 millones informados como financiamiento para adaptación. El informe señaló que “los objetivos de desarrollo e indicadores de resultados del proyecto no proporcionan pruebas de que sus procesos de diseño, implementación o revisión se dirijan explícitamente a la adaptación o aumenten la resiliencia de los sistemas de producción de alimentos”. Según el informe, el financiamiento para adaptación atribuida al proyecto fue sobre informado por USD 106 millones.