Servicios sociales

Noticias

Malpass convierte al Banco Mundial en un paria con su oposición a la exención del Acuerdo sobre los ADPIC

1 September 2021 | Traducción:Gustavo Alzugaray

World Bank President David Malpass speaks at the virtual Spring Meetings in 2021. Photo: World Bank / Brandon Payne

El 8 de junio el presidente del Banco Mundial, David Malpass, dijo que el Banco Mundial se opone a la propuesta hecha por India y Sudáfrica en la Organización Mundial del Comercio (OMC) de renunciar temporalmente a los derechos de propiedad intelectual de las vacunas contra el Covid-19 para combatir la pandemia. En respuesta a una pregunta durante una llamada con periodistas sobre la postura del Banco sobre la exención, Malpass declaró: “No lo apoyamos ya que se correría el riesgo de reducir la innovación y la investigación y desarrollo (I+D) en este sector”. Sin embargo, la investigación muestra que la mayoría de los costos en I+D para las vacunas contra el Covid-19 han sido financiados con fondos públicos, no por empresas farmacéuticas.

Sus comentarios se produjeron después de que emitiera una declaración conjunta con la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, al G7 antes de su cumbre de junio, en la que pidió que se tomaran medidas sobre el acceso a la vacuna contra el Covid-19 a través de un plan de USD 50.000 millones propuesto por el FMI, que tampoco respaldó la exención.

En mayo el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, expresó su apoyo a la exención de algunos aspectos del Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (ADPIC), que han exigido 100 países en desarrollo, con el fin de aumentar el acceso a vacunas, medicamentos y otras tecnologías médicas contra el Covid-19.

El Banco Mundial ha sido criticado por su falta de acción sobre el acceso a las vacunas, en particular a través de su dependencia de la iniciativa COVAX, que sólo ha entregado 81 millones de dosis de vacunas, quedando muy por detrás de su objetivo de hacer que dos mil millones de dosis de vacunas estén disponibles en todo el mundo en 2021 (véase el Observador de Primavera de 2021; Antecedentes). En un video de junio el ministro de vacunas de Malasia, Khairy Jamaluddin, dijo que COVAX ha sido un “fracaso abismal” y que el “Banco Mundial le debe a los países en desarrollo ser una voz fuerte para la equidad de las vacunas en el escenario mundial”.