Infraestructura

Noticias

Nueva pauta del Tesoro de Estados Unidos introduce límites para el apoyo de Estados Unidos a los combustibles fósiles en el Banco Mundial

14 October 2021 | Traducción:Gustavo Alzugaray

En agosto el Tesoro de Estados Unidos publicó una nueva guía sobre el apoyo de Estados Unidos a los proyectos de combustibles fósiles para sus representantes en los bancos multilaterales de desarrollo (BMD). Esto guiará la ‘voz y el voto’ de Estados Unidos en el Banco Mundial y otros BMD en el futuro.

En virtud de la guía para futuros proyectos financiados por el Banco Mundial, Estados Unidos “sólo considerará el apoyo a los combustibles fósiles si las opciones más limpias son inviables”, según un informe del sitio de noticias en línea Climate Home. Estados Unidos sigue siendo el accionista más grande e influyente del Banco Mundial (véase What is the ‘gentleman’s agreement’?).

Sin embargo, los proyectos de gas aún podrían ser apoyados por Estados Unidos en el Banco Mundial si un ‘estudio de opciones’ no muestra alternativas factibles de energía limpia. Las organizaciones de la sociedad civil (OSC) han expresado su aprensión, señalando la necesidad de que este proceso sea transparente y creíble. De hecho, el análisis de Oil Change International mostró que hasta el 40% del financiamiento de combustibles fósiles proporcionado por los BMD de 2018 a 2020 (esto es USD 1.6 mil millones por año) se destinó a proyectos de gas que podrían ser elegibles para recibir apoyo bajo la guía, dependiendo de cómo se implemente.

“Si bien la guía introduce restricciones novedosas y de amplia base sobre el apoyo de Estados Unidos a los proyectos de combustibles fósiles en los DMB … Deja lagunas para el financiamiento continuo de combustibles fósiles que son tan grandes que puedes navegar con un barco de GNL por ellas”, dijo Luisa Galvao de Friends of the Earth USA, en respuesta a la guía.

La nueva guía sigue a la publicación del Plan de Acción de Cambio Climático del Banco Mundial para 2021-25 en junio, que fue criticado por las OSC por no ir lo suficientemente lejos en la limitación del apoyo del Banco a los combustibles fósiles (véase el Observador de Verano de 2021).